Triangulación amorosa y diálogos ácidos. Reality Bites (1994), de Ben Stiller

Rosario Iniesta 21 - Marzo - 2016 Textos

 

 

La filmografía de Ben Stiller es bien conocida por personajes estrambóticos cuyo único objetivo es hacernos reír. Sin embargo, su faceta más existencial y primigenia pertenece ignota para muchos. Quizá hayamos visto esta película pero no la identificamos con su director. Reality Bites, ópera prima del actor protagonizada por Winona Ryder, Ethan Hawke, Steve Zahn, Janeane Garofalo y Stiller mismo interpretando un papel determinante, es un relato sobre la denominada Generación X (título en castellano de la película), surgida en los años 90 sobre las expectativas truncadas al llegar al mundo laboral, las relaciones amorosas, la incertidumbre ante las promesas de comerse el mundo y darse de bruces contra el suelo.

La película posee el delicioso encanto de pequeños detalles de los noventa, una banda sonora potente (The knack con My Sharona, Peter Frampton con su inoxidable Baby I love your way) y retazos irónicos con los que muchos transitando los veintitantos nos podemos identificar. Los diálogos son ácidos, las situaciones lindan entre una comedia dramática con, por supuesto, una trama amorosa, en este caso, triangular.

Lelaina (Ryder) es una profesional de medios de comunicación que trabaja en TV para un programa matutino mediocre con un jefe que no la valora. Troy ( Hawke) es un estudiante de filosofía inconcluso, desvariante, crítico, irresistible. Ambos dejarán entrever una tensión sexual pero sobre todo amorosa que se cristalizará por obra de la aparición de Michael (Stiller) como interés amoroso de Lelaina, directivo torpe de In Your Face TV, una parodia al mundo MTV (aclaración: MTV de los noventa, no el que conocemos ahora). Vicky (Garofalo), la mejor amiga y compañera de casa de Lelaina, es una mujer sin tapujos adicta a la estética de los años 70, que busca definirse diferenciándose de sus padres pero que, por el momento, trabaja en The Gap, la tienda de moda standar en EEUU. Sammy (Zahn) es el amigo que padece al salir del armario en una época que no era tan simple poder gritarlo a los cuatro vientos.

El no poder cumplir con las expectativas, el tener que ser alguien, es lo que derrumba a Lelaina, que pierde el rumbo e intenta torpe y ciegamente llegar a algún lado, con un propósito, con un significado. Es la lucha constante entre expectativas y realidad. Entre uno mismo y los demás.

Lelaina documenta los testimonios de sus amigos que confiesan sus temores y frustraciones ante la cámara. Es esta realidad que termina siendo desvirtuada y burlada por su proyección en público, banalizando los conflictos de una juventud que parecía tenerlo todo para lograr aquello que se propusiera pero que se quedó con apenas pedazos de realidad para construir la vida propia aunque ésta sea un ensayo y error constante.

Rosario Iniesta

rosarioiniesta@caligari.com.ar

 

Reality Bites