La familia debe permanecer unida. Primavera (2016), de Santiago Giralt

Soledad Marcote 16 - Abril - 2016 Textos

 

 

Santiago Giralt estrenó en BAFICI, su nueva película Primavera, una comedia de enredos armada bajo un vertiginoso encadenamiento de episodios, mecanismos y situaciones enrevesadas de un grupo de personajes a partir de la llegada de la primavera hacia los festejos de Navidad.

De espíritu libre, por momentos grotesco y con aires de ironía, bajo la banda sonora de Virus, la comedia busca cuestionar e ironizar diversas cuestiones del ideal de familia, la infidelidad, los problemas del amor, el matrimonio igualitario y las diferencias de clases.

Bajo un registro de pasiones desbordadas con intensidad, se presentan una serie de intimidades, secretos, problemas, resoluciones y sorpresas que atravesará este grupo de amigos artistas que conforman una especie de familia. En ella, conviven el ex matrimonio protagónico e hijos de Caterina Spinetta y Nahuel Mutti -pareja en la vida real- ; el Chino Darín, la nueva promesa del star system mainstream local; la tan esperada vuelta de la controversial vedette Moria Casán -que ha tenido mínimas apariciones en cine durante los 2000 y años 90- ; participaciones de actores televisivos como Alejandro Parker, Luisa Kuliok, Emmaunel Miño, Esteban Meloni y María Murrul- y finalmente, un cameo de Victoria Xipolitakis.

Greta (Caterina Spinetta) es una productora de carácter fuerte y madre de Leopoldo -hijo que tuvo con José (Nahuel Mutti) director de teatro y ahora homosexual-, con el cual mantiene una amistad. Ella se encuentra embarazada de su ex pareja, Ramiro, (Mike Amigorena), con quien convive pero se encuentra divorciándose. Greta produce la próxima obra de teatro de José, financiada por Reina (Moria Casán) una viuda que heredó a un millonario y ex stripper, comienza a tener dudas en relación a la paternidad de su nuevo hijo con Ramiro y comienza a sentirse atraída que por el tío de su hijo y hermano de José, Pedro (Chino Darín), quien la busca con verdadero empeño.

Leopoldo (Angelo Mutti Spinetta), un enfant terrible, de 14 años, vive su primer amor adolescente, mutando del desamor al encuentro, entre adultos que se encuentran en situaciones que los desbordan. El hijo de esta gran familia cumplirá la función de cuestionar e intervenir a los personajes adultos de la película, que viven diferentes conflictos, prejuicios, problemas sentimentales y dificultades de comunicación.


Bajo largos planos secuencias y seguimientos de cámara, el espectador podrá conocer los avatares de la vida personal de toda esta serie de personajes tan particulares que conforman Primavera. Un film donde lo familiar no es representado como un concepto ideal, sino como un universo más imperfecto y caótico. Las relaciones planteadas del film conjugan las ideas de que la familia no se elige, que la familia elegida pueden ser los amigos y que la familia debe permanecer unida pese a todo.

 

Soledad Marcote

Primavera