Reciclando la realidad. Los amantes indigentes (2017), de Pablo Oliverio

Rosario Iniesta 6 - Octubre - 2016 Textos

 

 

El relato, enmarcado en el género documental, concretamente el de ensayo, nos transporta a la realidad de Belén y Fernando, dos jóvenes que sobreviven en las calles céntricas de Buenos Aires.

El ensayo, cargado de denuncia, registra la vida de estos personajes, que son sobrevivientes de una realidad que los margina y los aísla del ritmo frenético y consumista de la ciudad.  Aparecen frente a nuestros ojos los siguientes imperativos: Elegí, disfrutá, comprá, pagá. Leemos también publicidad que los interpela constantemente: ¿Dónde vas a dormir?. Desde su colchón, ellos piden respetuosamente una moneda para poder comer algo o un cigarro para calmar su ansiedad.

Pablo Oliverio se instala en calle Corrientes con su cámara en mano registrando lo que sucede y que no nos paramos a observar habitualmente. Nos enfrenta con aquella realidad que a veces, por el motivo que sea, pasa de largo pero que  necesitamos ver. Ver para entender. Para ser más empático con el otro. Porque actuamos como si fuese ajeno, pero en esta sociedad todos somos parte. 

En cuanto a estilo, se vale de la creación de encuadres múltiples, planos fragmentarios, planos aberrantes, pixelados de imagen, encabalgamientos sonoros.  Para definir bloques temáticos, Oliverio, utiliza intertítulos como Ganarse el pan, Una moneda, Salir a correr, La misión, entre otros, que le otorgan cohesión narrativa al relato.

Fernando se comunica mucho con la gente, Belén no.  Ella recolecta papelitos de cualquier tipo y en el reverso le escribe mensajes a su amado. Él no se mantiene quieto, siempre busca una motivación: limpia vidrios en los semáforos, recolecta objetos de los contenedores. Deben mantenerse en movimiento para no ser interceptados por la policía.  Deambulan por el centro hasta encontrar un lugar seguro. Amparados por la luna llena y las luces de la ciudad comparten cigarrillos, charlas, sueños e ilusiones.

El ruido ambiente de la calle se intercala con el de las cafeteras de los bares y monedas chocando.
Fernando dibuja, escribe. La señalética de la ciudad, sus vidrieras, los maniquíes, todo ese universo choca con la realidad de los protagonistas, con los estereotipos que no encajan, con aquello que no tienen. Fernando en un momento pierde a Belén. La busca, le escribe. Ella es su razón de ser, su motor para salir de esa vida y hacer algo diferente. Habla sobre su historia de vida, su enfermedad y adicciones.

 
Oliverio nos acerca un verdadero collage audiovisual que nos interpela para que comencemos a  formar parte activa de esta realidad que no deja de estar ahí todos los días frente a nuestros ojos.

Rosario Iniesta

rosarioiniesta@caligari.com.ar

Los amantes indigentes