Ritmo de pueblo. Las olas (2017), de Natalia Dagatti

Ivan Garcia 28 - Septiembre - 2017 Textos

 

 

            Vera viaja a un pueblo costero (¿Villa Gessel?) tras la muerte de su madre, para ocuparse de poner en orden sus cosas y de la venta de la casa donde ella vivía sola. Las olas es un trabajo lento en el que la protagonista intenta encontrar conciliación interior con su madre, sus recuerdos y sobre todo con el reflejo de de las distancias en que se convierte este pueblo.
            El lugar desolado y frío al que ella debe viajar no le agrada, ni establece una conexión con nadie o nada que la acerque un poco más a la vida de allí, o a la de su madre. La ritmo del mar, la cadencia de las olas, acompaña a Vera por su travesía solitaria por playas, bares, ferreterías, pero por sobre todo por el recuerdo de su pasado latente en ese pueblo. Para volver a reconectar debe adentrarse en aquellas experiencias perdidas.


            Esta tediosa introspección está acompañada por unos pocos objetos de la casa, dibujos, cassettes, esculturas. Y por un misterioso personaje que pulula por los alrededores y parece representar la voz de su memoria o su pasado más infantil. La música etérea refuerza este aspecto interno también, y se acentúa con la casi nulidad de diálogo o explicaciones concretas o certeras.
            Con el paso del tiempo Vera parece comenzar a comprenderse a sí misma al verse reflejada en esta soledad y en su pasado.  Lo que ella considera quizás una crisis en primera instancia le permitirá luego de un momento de catarsis traducir ese dolor, los sentimientos contradictorios o la falta de respuestas en contenido artístico y le permitirá seguir con su vida.
            En las olas no hay tantos sucesos, ni grandes gestos o descubrimientos. Es más bien un lento pasaje al interior, la adecuación a un territorio hostil que es en lo físico el pueblo materno, y en lo psíquico el recuerdo de su madre y de Vera misma.

Ivan Garcia

ivanggarcia22@gmail.com

Las olas