¿Qué querés ser cuando seas grande?. Las cinéphilas (2017), de María Álvarez

Mercedes Orden 29 - Julio - 2017 Textos - FIDBA 2017 - Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires

 

Un espectador compra una entrada para el cine con una meta: rellenar las lagunas de su propia experiencia; es como si fuera a la caza del ‘tiempo perdido’. Esto quiere decir que intenta rellenar el vacío espiritual que se ha formado en la vida moderna, llena de inquietud y falta de relaciones humanas.

(Andréi Tarkovski, Esculpir en el tiempo, p. 109)

 

Ellas se despiertan, se levantan, comen, hablan por teléfono, se arreglan el pelo, y todos los días tienen el mismo plan: ir hasta el cine. La jubilación, la viudez, la soledad han motorizado esa costumbre en este team de cinéfilas conformado por EstelaPalomaNormaCheloLucía y Leopoldina desperdigadas por Montevideo, Madrid y Buenos Aires.
María Álvarez se enfoca en las historias individuales y en los gustos de cada una a fin de entender cómo es que cada una significa el momento de estar frente a la pantalla: sea como un modo de evasión, para entrar en mundos desconocidos o para que el techo de la casa no se le caiga encima- como confiesa una de ellas.
 Pese a tener un amor en común, todas son muy distintas, al igual que la manera en que llevan a cabo la acción de ir hasta la sala: algunas a paso de bastón o en colectivo, con una chica que las acompaña o yendo y viniendo del BAFICI al Festival de Cine de Mar del Plata.

A modo de responder a la pregunta de ¿Qué querés ser cuando seas grande?, la directora construye un documental en tiempo presente a la vez que se plantea escenarios posibles para interrogarse acerca de su futuro, prestándole el micrófono a estas mujeres para que relaten cómo fue que llegaron a convertirse en cinéfilas, mientras observa en la calidez de sus hogares.
A partir de recordar sus escenas preferidas, los actores y las películas que marcaron sus vidas,  a EstelaPalomaNormaCheloLucía y Leopoldina les brillan los ojos cuando hablan de lo que aman, con esa misma pasión que las obliga, a veces, a indignarse si un director incluye una intersección de calles falsa, produciendo un quiebre del verosímil.
En su ópera prima, María Álvarez hace un sensible -y necesario- homenaje al séptimo arte planteando un adecuado trabajo de casting para elegir a este puñado de jubiladas que toman las riendas de la situación, recomiendan cómo debería ser el principio de la película y se mueven como peces en el agua en salas como la Lugones o Chaplin, donde encuentran esos océanos ficcionales en los que nunca están solas y siempre van a la caza de ese tiempo perdido.

(Texto publicado originalmente en CINEMASONOR)

Mercedes Orden

mercedesorden@caligari.com.ar

Las cinéphilas