Ser en partes. La novia de Frankenstein (2015), de Agostina Gálvez y Francisco Lezama

Sofia Cazeres 2 - Agost - 2016 Textos

 

 

 

‘La novia de Frankenstein’ es una exposición sobre la identidad. Tenemos un personaje que desconocemos en lo absoluto, Ivana, que se podría considerar una chica común. Está caracterizada con jean y remeras básicas; su pelo y su maquillaje son neutros. Incluso su rostro denota cierta indiferencia. Lo único que sabemos con certeza es que es la novia de un chico que tiene cierta similitud con un personaje ficcional. Normalmente ésta fórmula disminuye la posición de la persona/personaje, subyugándolo a ser tan solo en cuanto a su relación con un par. En este caso, esto se ve magnificado si se tiene en cuenta que tampoco conocemos al novio, únicamente recibimos información sobre su apariencia a través de la opinión de Renzo y los pocos datos que ella le brinda. Es decir que la identificamos a partir de alguien que no existe, sólo forma parte de nuestro imaginario social. Entonces ¿quién es nuestro personaje principal? ¿Cuáles son sus deseos y motivaciones?

Los juegos de des-identificación continúan si se considera que su trabajo consiste mayormente en hablar en inglés con extranjeros y manejar dólares. Aún más: planea irse a Canadá a estudiar traductorado de inglés. Es decir, su personalidad está marcada por este transitar entre dos mundos, idiomas, cosmovisiones que provocan que Ivana carezca, al menos a grandes rasgos, de identidad nacional.

La comunicación con los otros pareciera carecer de importancia para ella, detalle bastante ostensible en dos momentos. El primero, cuando Renzo le dice que no sabe hablar en inglés y ella le enseña lo que le parece importante: ‘Hi my name is Renzo, welcome to Argentina. If you need to buy pesos at a good rate, give me a call’. Aunque esta frase demuestra no ser suficiente. Otro ejemplo de este desinterés se puede encontrar cuando oficia de traductora entre la inquilina y una tarotista, que pretende leerle la mano. A propósito, ella modifica gran parte de las ‘lecturas’ realizadas, sin que el espectador pueda detectar la intención detrás de ese accionar.

Lo que sí se establece de forma perceptible es el poco valor que tiene la palabra, la historia para ella. Por eso miente, o cambia de versiones constantemente en cuanto al origen de su anillo, sobre si tiene plata o no, si robó el celular o no. Nos vemos imposibilitados a ver la verdad en todo momento, incluso cuando habla su jefa se oculta la realidad detrás de sus dichos.

La identidad de Ivana es la falta de la misma. Sus acciones la ubican en un lugar desde el cual es válido tergiversar, mentir u ocultar. Quizás porque incluso quién es ella es poco importante, sino que lo que interesa es el esfuerzo que realiza para negarlo. ´La novia de Frankenstein’ es un proceso sobre la construcción en partes de una persona, pero que generan algo más. Al igual que el monstruo literario.

La novia de Frankenstein