Atravesar los campos. La mujer de los perros (2015), de Laura Citarella y Verónica Llinás

Soledad Marcote 30 - Junio - 2016 Textos

 

¿Cuánto tiempo puede pasar una persona sin hablar? ¿O sin tener contacto con otras personas? ¿Cómo se atraviesan esos días?

Posando la mirada en aquéllos que de alguna manera han perdido el contacto con otras personas, Laura Citarella y la propia Verónica Llinás, a su vez protagonista del film dirigen juntas La mujer de los perros.

Dialogar de La mujer de los perros es la manera es describir una película que posa su mirada en la vida de aquéllos que no son vistos pero están. O tal vez, una chance del cine de lograr una cierta visibilidad de éstas formas de vida. Ausentes de toda integración, están. En las esquinas, en los hospitales públicos, en las afueras de la ciudad. Locos, marginados, vagabundos, o como la gente prefiera llamarlos.

La vida del deambular. La historia de una mujer cuya vida transcurre en terrenos baldíos al margen de la ciudad, en silencio y en soledad. Desde un comportamiento huraño, distante, apático, la mujer deambula en actividades efímeras que hacen su rutina.  Ésta mujer que vive en los límites de su propia realidad, de los que no hablan… de los que no hablan porque no tienen con quién hablar. La primera palabra del film que se escucha ocurre pasados los treinta minutos pero hasta ese momento sentimos que ya nos han contado muchísimo, esa ausencia es tal vez el mayor logro de las directoras ya que pocos pueden contar y hacer sentir tanto diciendo tan poco.

Y la historia sólo describe sus días y el cómo sucesos pequeños o insignificantes para unos, pueden ser todo un universo para otros. Transformar un paradero en un hogar, buscar alimento, la tortura de las lluvias, resfriarse.

Desde una vida en y por la naturaleza, con planos panorámicos y fijos muy acertados, la mujer de los perros atravesará los campos, fuera de todo contacto humano acompañada por un montón de perros que la alcanzan de manera atolondrada hacia todas lados.  Los perros tendrán una función casi protagónica, le otorgan una calidad y compañía infinita. Ella será para ellos todo y ellos lo serán para ella.

Soledad Marcote

soledadmarcote@caligari.com.ar

La mujer de los perros