El cuento tradicional. La jeune fille sans mains (2016), de Sébastien Laudenbach

Ivan Garcia 7 - Agosto - 2017 Textos - Foco: MARFICI 2017 - Festival Internacional de Cine Independiente de Mar del Plata.

 

                  Sebastien Laudenbach recupera uno de los relatos recopilados por los hermanos Grimm en su opera prima, una película animada con un estilo muy particular, y realizada íntegramente por el mismo Laudenbach.
                  El MARFICI abre con una propuesta francesa, que podría decirse apta para todas las edades. La historia tradicional folclórica no está infantilizada al nivel de las viejas películas de Disney, y no apunta a ese público infantil. Sin embargo mantiene el espíritu juvenil gracias a la animación inventiva y original y, por supuesto, a la historia y su moraleja.
                  Un molinero realiza un trato con un extraño hombre (el diablo) que le promete un río de oro líquido a cambio de lo que se encuentra en los árboles tras su molino. Creyendo que el extraño solo quiere manzanas y cediendo a la tentación el molinero acepta. Obviamente el trato era engañoso, ya que su hija se encontraba en un árbol y esta pasa a ser propiedad del diablo. De ahí en adelante la avaricia y el miedo del molinero crecen, hasta que el diablo le pide que corte las manos de su hija, porque ella había llorado sobre las mismas, y el diablo no podía llevársela así. El molinero accede a la mutilación, pero no contento con esto el diablo deja a la muchacha y se dispone a atormentar a la familia de formas más sutiles.


                  La muchacha comienza un largo viaje de autodescubrimiento que la llevará primero a un príncipe auxiliador, luego a la maternidad y la soledad, para finalmente aprender a vivir sin necesidad de nadie más. La historia está cargada de hechos y no tiene puntos insulsos, aunque no plantea ninguna ruptura narrativa más allá del desafío estético visual y su colorida belleza. Los personajes mantienen su funcionalidad arquetípica clásica, si bien a la muchacha se le permite crecer y desarrollarse para enfrentar la adversidad.
                  La jeune fille sans mains es una película agradable y para diverso público, que mantiene una estructura tradicional pero la atraviesa con una animación inventiva que le da un renovado dinamismo visual, y cuyo cariz artesanal la acerca al cuento antiguo y popular de donde parte.

Ivan Garcia

ivanggarcia22@gmail.com

La jeune fille sans mains