La incertidumbre del crecer. L’Adolescent (2001), de Pierre León

Julieta Abella 26 - Noviembre - 2016 -Foco: 31 Festival Internacional de cine de Mar Del plata

 

«En cambio sé con certeza lo siguiente: una vez se me ha permitido que tenga consciencia de que "yo existo", ¿qué me importa que el mundo se haya construido con errores y que no pueda existir de otro modo? ¿Quién, después de esto, me va a juzgar y por qué? »
El idiota, Fiódor Dostoyevski

 

Un joven parisino sin aparente rumbo busca suplir una falta. Sin conocimiento del paradero de su padre, se ve aconsejado por su tío Gregoire el cual le advierte sobre su mirada juvenil para con la vida. A partir de aquí, el joven Pierre experimenta una serie de encuentros y desencuentros que plasman no solo la dificultad de comprensión del mundo adulto sino, a su vez, la incertidumbre frente a su propio camino.
L’Adolescent (2001) de Pierre Léon, basada en la novela homónima de Fiodor Dostoievski, narra la búsqueda de este joven. A partir de una confluencia entre su madre Rusia y su tierra francesa, Pierre Léon construye un largometraje con lenguajes y formas encontradas. Asimismo, los elementos dramatúrgicos de sus secuencias y diálogos instalarán la teatralidad propia de sus films. De esta manera, se genera, a medida que sucede el paso de las escenas, una lógica de comunicación entre los mismos personajes y, a su vez, con el espectador donde las palabras fluyen pero no significan; donde transmiten pero no se corresponden con otras.
Es entonces que en L’Adolescent (2001) estos lenguajes y formas disímiles se ven proyectados en la familia Bardun. Cada personaje que conforma este núcleo estará moldeado y construido de manera similar, enfatizando así las formas inciertas en las que esta familia aborda distintos tipos de situaciones. De esta manera, en la figura del padre, se verán todos estos elementos pero de forma exacerbada. A partir de él, consecuentemente, se articulará la acción y las relaciones tanto interfamiliares como individuales; hacia adentro y hacia afuera de la misma familia. Similarmente, el aura de misterio que sucede alrededor de esta misma figura funciona de igual manera; focalizando en el padre y, luego, expandiéndose en el resto del núcleo familiar.
Consecuentemente, L’Adolescent (2001) de Pierre Léon retrata la incertidumbre del mundo adulto. Es en el que el joven Pierre intentará insertarse y, a su vez, usar como vía para resolver sus propios interrogantes y faltas. Sin embargo, se encontrará con que este mundo, en lugar de brindarle respuestas, solo le abre más interrogantes.

Julieta Abella

julietaabella@caligari.com.ar

 

L’Adolescent