Proteger a la poesía. The Kindergarten Teacher (2014), de Nadav Lapid

Carla Leonardi 17 - Octubre - 2016 Textos

 

"Hagar es lo suficientemente bonita
Bastante para mí.
Una lluvia de oro cae sobre su casa
 Realmente es el sol de Dios."

 

“La maestra de jardín” (“The Kindergarten Teacher”, 2014)  es una película del director israelí  Nadav Lapid, que entrecruza el drama y el thriller. 

Nira (Sarit Larry) es una docente que es maestra de jardín desde los últimos 5 años. Está casada con un ingeniero de la industria aeronáutica, y tiene dos hijos adultos: un varón en el ejército a punto de ser ascendido al rango de oficial y una mujer que va al instituto. En su tiempo libre Nira concurre a un taller literario de poesía y escribe algunos poemas. Nira descubrió la poesía tardíamente, siendo ya una adulta, luego de la muerte de su madre.

La película asume principalmente el punto de vista de Nira, que se fascinará con un alumno de 5 años llamado Yoav.  Yoav (Avi Shnaidman) es un niño especial, que presenta momentos en que dirá: “Tengo un poema” y caminando de un lado hacia el otro en una especie de transe chamánico o profético, recitará las preciosas palabras de sus poesías, las cuales su niñera se apresurará a asentar por escrito.

Yoav Polack es criado por su padre, Amnon. La madre de Yoav abandonó a su esposo por un amante, y luego de un divorcio en muy malos términos, el pequeño parece que no ha vuelto a verla. De hecho, Yoav se refiere a ella en tanto muerta.  Habrá  un aire melancólico en la mirada de Yoav, y una seriedad y profundidad en las palabras que broten de sus labios; que contrastarán con sus escasos 5 años; volviéndolo  un niño de comportamiento extraño.

Nira ve en Yoav a un niño prodigio de las letras, así como Mozart lo fuera en su momento en el terreno de la música. Nira quedará encantada por la fuerza y el poder de las palabras de Yoav, cuyas poesías tratan principalmente acerca del amor no correspondido.

Desde el punto de vista de Yoav, podemos entender las palabras que brotan de Yoav en el sentido de lo que Lacan llama  el goce de “lalengua” (que escribe así todo seguido). Se trata del goce jugado en el hablar mismo en aquello que suena o que resuena, más allá del sentido que puedan tener esas palabras. De ahí que la mayoría de los poemas que emita serán de corte abstracto.
Desde el punto de vista de Nira la poesía de Yoav alcanza la belleza de lo sublime. Nira indagará a Yoav varias veces tratando de comprender de dónde le vienen esas palabras, y  las hará depositarías de un mensaje enigmático y revelador. Asumirá entonces la misión de proteger a la poesía.

Nira hará pasar los poemas del niño como propios en el taller de poesía,   y logrará captar la atención de su profesor. Y rápidamente la misión devendrá en una obsesión, que irá increscendo. Primero copiará los poemas que le escuche en el patio del jardín, luego le pedirá a la niñera que le pase los poemas, y luego Yoav la llamará a su celular para recitarle los poemas que le broten, llegando ella al punto de interrumpir  un encuentro sexual con su marido, en pos de a atender el llamado del niño.
También contactará a Aaron (Dan Toren), el tío de Yoav, quien teniendo un saber hacer con la escritura, fue quien introdujo al pequeño en un baño de palabras de consuelo, leyéndole poemas luego de que sufriera el abandono de su madre.  Nira buscará que Aaron interceda ante el padre de Yoav para que le autorice a publicar los poemas de Yoav.

Y llegará a encontrarse con el padre de Yoav. Pero Amnon (Yehezkel Lazarov), dueño de varios restaurantes para gente rica, le manifestará no estar interesado en la poesía de su hijo ni en incentivar esa tendencia. Y aquí Amnon es el claro representante del discurso capitalista, que ve en la poesía un bien sin valor ni utilidad, y que desprecia a perdedores, frustrados, dependientes, y quejosos porque sólo le importa el éxito en términos materiales, es decir, que el capital siga produciendo más capital; rechazando todo aquello que tenga que ver con lo sublime al rebajarlo al lugar de mera sensiblería.

Y esta línea la que habilita pensar a Yoav como una alegoría del estado de la poesía hoy en Israel; en tanto una especie en peligro de extinción. En un mundo regido por el imperativo del mercado que insta al consumo de bienes valiosos y en el contexto de la guerra cruenta e interminable con Palestina; ¿qué lugar y qué valor puede tener la poesía? Apoyo esta lectura  en elementos de la puesta en escena como ser: la pequeñez del poeta en cuestión, su fragilidad y  su soledad, y su vestimenta en la gama del azul que acentúa el aire de tristeza y melancolía.

La negativa de Amnon, empujará a Nira a realizar un acto desesperado: en su afán de  salvaguardar  a la poesía, secuestrará al niño.  Y es muy interesante la ambigüedad que deposita Lapid en el personaje de Nira, pues todo el tiempo basculará para el espectador entre la entrometida, la explotadora, la loca o la noble guardiana de las palabras.

Y tratándose de una película cuyo tema central es la poesía, hay que mencionar que Lapid va acompañando con el lirismo de las imágenes, la belleza de las palabras, y lo hace muy bien sin caer en abstracciones de las cuales se quede afuera el espectador. Las subjetivas del pequeño desde su altura mirando el cielo, y los árboles y a Nira, para luego encuadrar la escena; la ensoñación de Nira imaginado a la niñera, que es actriz, en una playa recitando un poema de Yoav mientras ella desde fuera de campo le da el pie para que siga con la poesía;  las subjetivas de Nira del patio y de Yoav, entre la intriga y el acecho de una presa; la escena de Nira bailando música electrónica; el giro de la cámara en 360 grados para presentarnos a cada uno de los niños que componen la clase así como a los integrantes del taller literario; todas son de una gran belleza y sutileza.

Terrible y maravillosa a la vez; “La maestra de jardín” claramente sitúa a su director; el israelí Nadav Lapid; como un realizador cinematográfico sumamente interesante, digno de tener en cuenta a la hora de descubrir o seguir su filmografía.

 

Carla Leonardi

carlaleonardi@caligari.com.ar

Haganenet