Metamorfosis. Fuerza Bruta (2015), de Laura Baumeister

Ivan Garcia 10 - Agosto - 2017 Textos - Foco: MARFICI 2017 - Festival Internacional de Cine Independiente de Mar del Plata.

 

                  Lina es una chica de alrededor de veinte años. Tiene una vida tranquila: pasea a su perro, sale con su novio y discute con su madre. Ah, además de esto, Lina quiere ser un perro. No metafóricamente, ni por su amor por los animales o alguna cuestión de orden moral. Ella se comporta como un perro, como un animal, y quiere ser tratada como tal.


                  Fuerza bruta nos trae a  través de Lina esta pulsión que se aparece como primitiva, de una chica de comportamiento salvaje que a duras penas logra ser socialmente funcional. Principalmente se apoya en la relación que tiene con su novio o pareja, que parece complementarla, tratando de no negarle sus impulsos animales. Él la deja ser, pero también le recuerda que es una persona cuando ella se angustia o la situación es tensa.
                  La estética de la película refuerza estos aspectos y potencia el relato: la cámara sigue sin miedo a Lina mientras tiene sexo, mientras se desplaza en cuatro patas, y se acerca incisivamente en sus momentos de duda, debilidad o conflicto. La paleta es más bien oscura y nunca parece entrar mucha luz ni color. Y es que Fuerza bruta no se presta para la comedia, a pesar de lo que la premisa podría hacernos creer. Se toma muy en serio a su protagonista, su personalidad y sus problemas.
                  Podría verse una explicación al carácter evasivo de la protagonista en su relación conflictiva con la madre, y a eso probablemente se apunte. Su madre no la comprende, es violenta, y trae a la casa hombres desconocidos que se dan el lujo de criticarla por el olor a perro que hay. De cualquier manera la temática de la película está bien desarrollada, y así también lo está la relación entre Lina y su novio Eduardo, a la que se le dedica la gran mayoría del tiempo. Ellos son muy distintos, tienen discusiones y desencuentros, pero en definitiva logran entenderse. La creciente ansiedad y angustia de Lina es la que la lleva a volverse cada vez más perro, más salvaje.
                  Fuerza bruta podrá ser un film bastante corto, pero explora cómodamente la naturaleza de las relaciones personales y la psiquis de una chica excluida y con problemas de identidad sin necesidad de recurrir a la sobreexposición ni al diálogo excesivo.

Ivan Garcia

ivanggarcia22@gmail.com

Fuerza Bruta