Realidad, periodismo y prostitución. Fixeur (2016) de Adrian Sitaru

Guillermo Bruno 1 - Mayo - 2017 Textos - Foco:19º BAFICI, Buenos Aires Festival Internacional Cine Independiente

 

Radu Patru (Tudor Istodor) es un joven rumano que trabaja para la agencia de prensa AFP en Francia. Además de sus tareas como periodista, se desempeña como traductor y como un "Fixer", u hombre que arregla ciertos problemas. El muchacho convive con su pareja y un chico que se presume que es hijo de ella de una relación anterior. Radu suele acompañar al niño a sus prácticas de natación, en donde le recalca siempre la importancia de salir primero.

Un día, reciben una noticia que involucra a una chica rumana, Anca (Diana Spatarescu), en una red de prostitución. Junto a Axel (Mehdi Nebbou), un periodista francés y Serge (Nicolas Wanczyki), un camarógrafo, deberá de recavar toda la información posible sobre el caso, y llegar al distrito rumano de Bistrita, para hablar con la joven en cuestión, entrevistarla, y dar a conocer su historia.

"The Fixer", film de origen rumano, es un relato real que desentraña el mundo ya conocido de la trata y la prostitución, esta vez a lo largo de distintas regiones europeas, en donde esta deplorable práctica es bastante frecuente.

La película tarda en desarrollar su trama principal, pero cuando finalmente lo hace, el argumento se torna interesante, logrando una paulatina solidez en el mismo, en un tema muy complicado. El director trató de imponer un cierto aspecto de naturalidad y realidad en el trayecto del largometraje ya que hay varias escenas en las que vemos a los personajes realizar actividades sociales y cotidianas, por lo que el enfoque va mas allá del caso en cuestión. Hasta incluso hay tiempo para una pizca de humor, condimento que se agrega a lo antes mencionado: La sensación de estar viviendo el día a día de esos personajes, lejos de las acciones cinematográficas instantáneas.


Lamentablemente, este último aspecto no se presenta siempre a su favor, ya que por momentos, el film entra en ciertas mesetas, que no son tediosas pero que pueden dejar al espectador preguntándose cuando llega el meollo del asunto, considerando además, que es una cinta, que no llega a la hora y 40 minutos. La filmación es buena, sin descollar, en la que se destaca un esporadico uso de primeros planos, para captar ciertas situaciones o los sentimientos de emoción o culpa que puedan sentir aquellos involucrados o relacionados con ese mundo turbio.

Las actuaciones, todas correctas. Istodor maneja su rol protagónico con prestancia. Es interesante analizar las actitudes del personaje, de como el hombre puede parecer sobreprotector, cordial o respetuoso, y como muta en acciones muy puntillosas, como su relación con el chico con el que convive, al que le pide perfección a la hora de nadar. Se nota que lo quiere, pero algunas cosas vienen primero antes que ser el mejor. Nebbou y Wanczyki representan bien a los compañeros de viaje del traductor, y aportan ideas y humor al trayecto. Y la joven Spatarescu se desempeña muy bien interpretando a la torturada Anca, mientras nos muestra las secuelas de tener que vivir esa vida corrompida por otros.

"The Fixer", es un fuerte testamento de una realidad muy dura, y muchas veces aceptada. Carece un poco de clima y es algo parsimoniosa, pero, la película muestra una de las tantas historias reales, en ese horrible universo en el que jovencitas que deberían tener un futuro promisorio. realizan prácticas sexuales en contra de sus deseos.

Guillermo Bruno

Fixeur