El luchador seguidor de Hitchcock. De Palma (2016), de Noah Baumbach y Jake Paltrow

Carla Leonardi 28 - Noviembre - 2016 -Foco: 31 Festival Internacional de cine de Mar Del plata

 

“El problema de trabajar en Hollywood es que te
pagan mucho dinero para hacerte hacer lo que quieren y
puedes perder el rumbo y aceptar sus conceptos.”
Brian De Palma

 

Un hombre de unos 70 años encuadrado fijamente en un plano medio corto, vestido de azul y sentado delante de un hogar a leña que está de fondo, repasa delante de la cámara la historia de su vida y de su carrera como director de cine. El hombre en cuestión es el director norteamericano Brian de Palma.
“De Palma” (2015) es un documental de los directores estadounidenses Noah Baumbach (*) y Jake Paltrow (*1) que está construido con el formato de una extensa entrevista al protagonista. El relato sigue los cánones de una biografía manejando una temporalidad lineal que va desde la infancia del director hasta su presente. Cada secuencia del relato de De Palma se irá acompañando por fotografías o fragmentos de sus películas o de los referentes cinematográficos que vaya mencionando.
De ser un loco de la ciencia que estudiaba física, De Palma pasará a dedicarse al cine a partir de haber quedado sumamente impresionado por “Vértigo” de Alfred Hitchcock cuando la vio en 1958. Considera que en ella Hitchcock hace una película sobre lo que hace un director y se confiesa un admirador y seguidor de su filmografía. A lo largo del documental lo más interesante de su relato estará a nivel de las anécdotas personales que rescate de los rodajes de sus películas, así como de la transmisión -preciada para cualquier joven cineasta- que realiza de todo el bagaje de experiencia acumulada como director de cine y de la dificultad para trabajar bajo la égida del sistema de estudios de Hollywood.
Brian De Palma es el menor de tres hermanos, nacido en el seno de una familia que vivía en la costa este de los Estados Unidos (Nueva Jersey). Su madre era una ama de casa muy apegada a sus hijos y su padre fue un exitoso cirujano ortopédico. De Palma rememora que en su casa siempre había mucha agitación porque sus padres no se llevaban bien y que su padre engañaba a la madre con otras mujeres. Pero este ambiente familiar difícil, habrá forjado su carácter. De allí desarrollará una capacidad de lucha, que le servirá para mantener su ética en su quehacer cinematográfico pese a las presiones que reciba de los estudios de Hollywood y las críticas negativas que reciba de la prensa para trabajos que hoy se consideran de culto como por ejemplo: “Scarface” (1983), “Carlito´s way” (1993), “Pecados de guerra” (1989) o “Redacted” (2007)
Sus primeras incursiones en el cine será realizando proyectos de índole independiente que surgieron en el Taller de arte dramático Sarah Lawrence, donde conoció a un joven Robert De Niro que participa en su película “Saludos” (1968), que es su primera mirada sobre la situación política de Estados Unidos con la Guerra de Vietnam. Cuando logró entrar al sistema de estudios de Hollywood rápidamente trabó amistad con una camada muy peculiar e irrepetible: Steven Spielberg, Francis Coppola, George Lucas, Martin Scorsese y el guionista Paul Schrader. Entre ellos se apoyaban pasándose guiones y colaborando en las películas que hacía cada uno.
Es interesante descubrir en su relato cómo muchos elementos que incorporó en sus películas fueron producto de una ocurrencia sugerida por el material en cuestión o como improvisación por algún inconveniente técnico o de presupuesto. Es el caso de la técnica de la pantalla dividida que utilizó por primera vez en su primer éxito cinematográfica “Sisters” (1973). La tomó de la filmación de una obra de teatro (“Dionysus in 69”, 1970) donde se le había ocurrido mostrar, simultáneamente a la obra, las reacciones del público hacia esta. De Palma reconoce que es una técnica que hay que usar de manera apropiada, porque la división de la pantalla puede sacar al espectador de la experiencia; pero en ese caso tratándose de hermanas siamesas funcionaba apropiadamente. De esta técnica de la pantalla dividida derivará luego la idea de un primerísimo primer plano que yuxtapondrá con una información en el fondo del plano sin tener dividir la pantalla. La utilizó por ejemplo en “Carrie” (1976), su segundo gran éxito, en la escena del aula donde hay un primer plano de Billy recitando su poema mientras que Carrie se ve sentada en su banco en el fondo del plano. Otro ejemplo de inventiva es la secuencia de la escalera de “Los intocables” (1987) que surgió porque al no poder costear una persecución en tren, improvisó sobre la marcha con la escalinata que estaba en la locación y recordó la escena del cochecito que cae en medio del tiroteo de “El acorazado Potemkim” (Serguei Einsenstein, 1925)
Otras cuestiones que incorpora en sus películas, además de la siempre presente influencia hitchcockiana, se derivan de experiencias de su vida personal. Su relación con la sangre resultó natural porque solía presenciar las operaciones que realizaba su padre en el hospital. Que el levante de “Vestida para matar” (1980) tenga lugar en el museo de arte moderno surgió de que lo frecuentaba con su compañero de cuarto. A propósito de esta película asume que el personaje del actor Keith Gordon (Peter) es un alter ego de él. Peter es un inventor, lo cual sale de su relación con la ciencia en su juventud donde realizaba proyectos de cibernética y además persigue al asesino de su madre, como él de pequeño seguía a su padre cuando engañaba a su madre con otras mujeres. También solía Jugar a las escondidas con sus hermanos y una vez quedó atrapado tras la heladera y tomó clases de teatro donde veía a los actores derrumbarse en el escenario, material que utilizó en “Doble de cuerpo” (1984).
Otra línea interesante que trasmite De Palma en el documental es la dificultad para hacer cine dentro del sistema de estudios, y los esfuerzos que siempre ha hecho para no declinar su ética. Como sus películas en general tienden a perturbar al espectador ya sea por la violencia y la sangre o por la sensibilidad de los temas que aborda como la guerra, los estudios siempre lo presionaron para que sacara escenas, pero él siempre trató de defender sus películas con uñas y dientes. Con “Scarface” (1983) pese a las presiones del comité de calificación, decidió dejar la película original; rechazó proyectos que no cuadraban con su estilo ni intereses como “Flashdance”, y se arrepiente de haber hecho una versión amable de “La hoguera de las vanidades” (1990) porque temía que si la hacía dura y cínica pudiera haber quedar fuera de la industria. Su desencanto con Hollywood se dará finalmente con “Misión a Marte” (2000), que fue la película para la cual recibió mayor presupuesto en su carrera (90 millones de dólares) pero que no disfrutó porque se dio cuenta que trabajaba con mucho esfuerzo simplemente para cumplir con un presupuesto y un tiempo estipulados. Se negó a seguir haciendo películas bajo el formato de estudios. Se radicó en París y en sus últimas películas como “Redacted” (2007) ha vuelto a sus orígenes de cineasta independiente.
“De Palma” (2015) es una película que en términos de género documental es convencional y simple en cuanto a las técnicas que utiliza. Su mayor valor está en recoger el testimonio de quien supo incorporar a sus películas elementos del cine de su maestro Hitchcock y hacer de ellos un estilo propio, una marca autoral; más allá de los éxitos y fracasos de taquilla y también más allá de los condicionamientos de la industria de Hollywood.

Carla Leonardi

carlaleonardi@caligari.com.ar

(*) Noah Baumbach es guionista y director de cine. Dirigió: “Historias de familia” (2005), “Frances Ha” (2012), “Mistress America” (2015). Pertenece a la generación de cineastas como Wes Anderson, Spike Jonze y Alexander Payne.
(*1) Jake Paltrow es escritor, actor y director de cine. Es hermano de la actriz Gwyneth Paltrow. Dirigió “The good night” (2007) y “Young ones” (2014)

De Palma