Los estertores de un pueblo. Crimen de Las Salinas (2016), de Lucas Distéfano

Ivan Garcia 9 - Junio - 2017 Textos

 

 

Crimen de Las Salinas es un documental en clave de relato naturalista. En una pequeña localidad de Córdoba, una mujer asesina a su marido por conveniencia, un hombre de ochenta años, enfermo, que planeaba divorciarse de ella, lo cual la dejaría sin pensión. De ahí en más asistimos a las repercusiones que este hecho tuvo en la localidad, vecinos, familiares, amigos, y se nos presenta un retrato de un pueblo que ha pasado su tiempo de glorias, y parece encontrarse en los estertores de su existencia.

Fuera de toda estructura investigativa que pudiera ligarlo al género policial o de crimen, “Las Salinas” es un relato que nos muestra el alma de una comunidad ligada a su suelo e historia, partiendo de un hecho que parece representar perfectamente la decadencia en que se encuentra. Ramón Cáceres mure tras ser tirado a una antigua cantera, símbolo del auge económico olvidado, que se ve convertido hoy en un pantano de agua podrida. Esta visión se complementa desde varios puntos, como por ejemplo el salar abandonado que da nombre al pueblo, que la cámara recorre para verlo transformado en un páramo gris donde ya nada queda.

La fotografía y la dirección se enlazan para mostrar en largos recorridos, o en densos planos fijos, la muerte, la podredumbre, y por sobre todo el abandono al que ha sido dejado Las Salinas, que se refleja en sus habitantes. Los tonos grises predominan a lo largo de toda la obra. La falta de luz, y un fragmento muy significativo donde vemos la llegada de una aparente tormenta, en forma de vientos huracanados, que no dejan a los jóvenes, de los pocos que vemos, jugar a la pelota, y que azotan las antiguas construcciones, y los vestigios de verdor de la flora local.

Las entrevistas son otro punto fuerte. Es difícil lograr por medio de preguntas en apariencia de poca relevancia o que no parecen proveer mucho subtexto respuestas extensas o significativas. Sin embargo en más de un caso vemos a los humildes habitantes mirar fijo y sacar confesiones amargas de sus adentros, desde el juicio inmisericorde de un hombre herido por la muerte de un familiar, o el relato de otro, que vive sin el respeto ni el afecto de quienes le son más cercanos, sobre su intento de suicidio.

En definitiva, Lucas Distéfano provee una profunda mirada al espíritu de una comunidad que parece dejarse morir de a poco, logrando una gran complementación desde los aspectos técnicos, hasta su mensaje y su planteo artístico.

Ivan Garcia

ivanggarcia22@gmail.com

crimen de las salinas