La búsqueda de la identidad. Ciencias naturales (2014) de Matías Lucchesi

Daniela De Lellis 13 - Marzo - 2016 Textos

 

Con el debut cinematográfico de Paola Barrientos, la ópera prima de Matías Lucchesi cuenta la historia de una niña que busca a su padre y la única pista que tiene para encontrarlo es una chapita que sacó de una antena en medio de la nada.

Córdoba, sur de Río Tercero. Montañas. Paisaje agreste, duro, seco. Escuela rural. Barrientos es la maestra de Ciencias Naturales de Lila (11), una niña que está entrando al mundo de la adolescencia. Lila no conoce a su padre, no sabe su nombre siquiera; lo único que sabe de él es que instalaba antenas en el pueblo de Los Cóndores, y tiene una chapita con el nombre de la empresa para la que trabajaba, “Electrocor”. Esa es la única información que tiene para hallar a su padre. Sin embargo, no se echa atrás y, mochila en mano, escapa de la escuela en medio de la noche para ir en su búsqueda. Barrientos la descubre y la lleva de nuevo al colegio. Como si fuera una partida de truco, Lila no se amedrenta y va por el vale cuatro; al día siguiente intenta robar el auto de la maestra con un compañero. Es descubierta por la maestra y la directora decide enviarla de vuelta a su casa, suspendida por dos semanas. Una vez en la ruta, Lila le pide a la maestra que no la lleve con su madre, que la acompañe a buscar a su padre, pues ella sabe dónde vive. La maestra se niega, pero Lila le dice que ella no va a parar hasta encontrarlo, y se va a escapar de la casa en cuanto pueda. Barrientos conoce los riesgos de llevarse a un alumno sin permiso, pero también conoce a Lila y sabe que es muy peligroso dejarla sola en este momento. Maestra y alumna entonces emprenden juntas un viaje que las marcará para siempre.

La trama trata sobre la búsqueda de la identidad, la necesidad imperiosa de saber quiénes somos y  de dónde venimos. Criada por su madre, quien no le facilita nada de información, a Lila no le interesa si el romance entre su madre y su padre fue cosa de una sola noche, no guarda rencor por no recibir visitas a lo largo de su infancia, ella tiene un deseo, un único objetivo muy claro: conocer a su padre, asignarle al fin un rostro a esa figura paterna que imaginó tantos años y con la que se desveló tantas noches.

La película es de una sencillez tan profunda que realmente conmueve al espectador. Paula Hertzog destaca en su personaje, tan chica y tan valiente, una adolescente que no para, que lucha por lo que quiere, que se lleva todo por delante con tal de cumplir su objetivo. Barrientos también se luce en el personaje de maestra y demuestra que un docente no solo enseña dentro del aula, sino también afuera; en este caso el afuera es un paisaje tan desolado, tan rudo, que todo se vuelve más difícil. Lila está sola, no tiene ayuda de su madre, no tiene tíos, ni hermanos, no tiene acceso a medios de información, no tiene teléfono ni internet. Es ella contra el mundo. Ella en busca de respuestas. La maestra lo comprende y se la juega por ella, arriesga su trabajo y su reputación para acompañarla en su búsqueda.

Una historia conmovedora, simple, reflexiva. Una adolescente abriéndose paso ante todo, con una fuerza de voluntad impactante, en búsqueda de su verdad.

Daniela De Lellis

danieladelellis@caligari.com.ar

Ciencias naturales