Sensaciones efímeras. Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era (2016), de Guillermina Pico

Julieta Abella 26- Mayo - 2016 Textos - Foco: 2º EPA CINE - Festival Internacional De Cine De El Palomar

 

“Para poder interrogar al destino es necesaria una pregunta alternativa (me quiere / no me quiere), un objeto susceptible de una variación simple (caerá / no caerá) y una fuerza exterior (divinidad, azar, viento) que marque uno de los polos de la variación”.
Fragmentos de un discurso amoroso, Roland Barthes

Imágenes heterogéneas. Secuencias inconexas se muestran en cámara; sus formas y longitudes diversas, sus encuadres disímiles, pero con la misma mirada. Una reflexión textual para con el tiempo sobre el final del largometraje resignificará la búsqueda visual. Había algo en aquel pasado que todavía se tenía que manifestar. Borrá todo lo que te dije del amor porque no sabía bien quién era retratará, entonces, una indagación nostálgica que buscará poner en una serie significante pequeños fragmentos fílmicos.
Guillermina Pico no introduce una narración lineal en su relato. Más bien, el largometraje se conformará a partir de un acopiamiento de imágenes; imágenes que no necesariamente estarán enlazadas por un hilo causal o temporal. El azar, la visión nostálgica, el ojo afectivo construirán un hilo que recorrerá estas imágenes inconexas transmitiendo un tono melancólico que transita todo el film. Sin embargo, se encontrarán motivos e imágenes recurrentes donde la cámara vislumbrará pequeños patrones entre el jolgorio visual. Las plantas y el campo se encontrarán frecuentemente retratados, siempre con una visión muy intimista y detallista. Asimismo, conversaciones, intercambios o encuentros también se verán asiduamente en pantalla.

El largometraje de Guillermina Pico cuenta, también, con pequeños fragmentos de texto que aparecen esporádicamente en pantalla. Estas palabras que dialogan con lo visual irán tejiendo una textualidad entre lengua e imagen que transitará todo el film. Sin embargo, estos pequeños textos con carácter metafísico e intimista no guardarán una correspondencia directa con las escenas sino que marcarán una pauta de lectura, una forma de aproximación, para con los retratos visuales que se sucederán.
A su vez, la forma cinematográfica se caracterizará por acercamientos, momentos de enfoques y desenfoques, así como también por tomas generales y planos en movimiento. Esta heterogeneidad de tomas construirán un sentimiento espontáneo y fresco en aquellos pequeños momentos retratados; cada uno único e irrepetible.
Consecuentemente, Borrá todo lo que te dije del amor porque no sabía bien quién era presentará una serie de pequeños retratos visuales que conformarán una cuadro mayor donde reinará la fragilidad y la nostalgia. Estos mircrorelatos se tocarán unos con otros y estarán unidos por la sensibilidad del montaje. Entonces, el largometraje de Guillermina Pico se mantendrá incierto y emotivo de principio a fin siendo una manifestación del desasosiego de la vida misma.

Julieta Abella

julietaabella@caligari.com.ar

Borrá todo lo que dije del amor porque no sabía bien quién era