Pequeñas grandes decisiones. Bon voyage (2016), de Marc Wilkins

Matías Mott 9 - Junio - 2017 -Foco: 17º FICDH - Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos

 

Todos los días, en las partes mas ínfimas del mundo, algunas personas son participes de hechos capaces de cambiar vidas, cambiar destinos en solamente segundos. Este es el planteamiento básico de "Bon Voyage". Las personas menos esperadas son las que generan un cambio en el mundo, estén o no a favor de ese cambio.
En una especie de sinopsis se puede decir que "una pareja viaja en un pequeño velero cuando repentinamente, en medio de la noche, ven como un barco de exiliados está a punto de hundirse" como también puede decirse que una pareja se enfrenta al momento más importante de su vida, una decisión que puede cambiar vidas a cambio de la nada misma.


El film tiene una construcción técnica de gran nivel, utiliza una paleta de colores pasteles debido a la focalización que tenemos sobre los protagonistas y su forma de ver el mundo, su fotografía en general no tiene nada que envidiar a los grandes tanques de la industria mientras que su apartado sonoro le da un agregado sentimental a cada una de las acciones que toman los protagonistas a lo largo de la película.
La idea del film es crear una situación en la cual una persona debe de decidir por la vida de otra, una vez más, uno no es dueño de su propia fortuna, siempre está ligado a las acciones de terceros vengan del lado que vengan. Estas situaciones están plagadas de un peligro que uno mismo debe de enfrentar, momento en el cual uno debe de preguntarse que haría; y eso es justamente lo que busca Marc Wilkins con esta obra, que cada espectador se ponga en la piel de los protagonistas y se pregunte constantemente que haría en ese momento particular.
¿Los salvarías o los dejarías ahí?

Matías Mott

matiasmott@caligari.com.ar

Bon voyage