Concisa fatalidad. A quién corresponda (2016), de Valeria Fernández

Julieta Abella 7 - Mayo - 2017 Textos - Foco: 7º FICIC, Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín

 

“Querida incomprensión, a ti deberé ser yo, al fin. Pronto no quedará nada de todo eso con lo que me rellenaron. Entonces seré yo el que vomitará al fin, en sonoros reductos e inodoros de famélico, que concluirán en el coma, en un prolongado coma delicioso”.
El innombrable, Samuel Beckett

Se abre un libro; a continuación papeles indescifrables desfilan frente a la cámara mientras son posados, reacomodados y movidos sobre una mesa de madera. Una voz débil lee en voz alta. Algo sobre alguna receta médica que rápidamente se tornará en un discurso incomprensible, silencioso, rompiendo en llanto. Es entonces que A quien corresponda de Valeria Fernández retratará un momento desgarrador a partir de una narrativa fragmentaria y emotiva.

A quien corresponda de Valeria Fernández presentará, entonces, el recuento de un suceso de muerte; allegada y experimentada en primera persona. El cortometraje irá relatando todo el suceso a partir de los subtítulos que aparecerán en pantalla mientras que, progresivamente, se mostrarán diferentes objetos que no corresponderán necesariamente con lo que denota la palabra.
De esta manera, a partir de los subtítulos, se conformará un relato fragmentario que tendrá líneas disímiles de significado, diferentes planos de sentido, que se construirán de forma autónoma y, a su vez, de forma armoniosa estableciendo un dialogo entre sí. La imagen, por un lado, se presenta en primeros planos y en tomas enfáticas que pondrán interés visual en diversos objetos de un hogar particular; papeles, sillones, chucherías, etc. El sonido, por otro lado, será el del ambiente, nulo por momentos, aportándole dimensionalidad a la imagen. Los subtítulos, finalmente, instaurarán el hilo narrativo principal del relato, dando cuenta de cómo sucedieron los acontecimientos. Así, se generará un juego entre los dos planos visuales, la imagen y la palabra, y el plano sonoro. Estos tres elementos tendrán una sincronización armoniosa que irá transformándose con el relato y generarán una suerte de ritmo que irá estableciendo el tono dramático del cortometraje.
Consecuentemente, A quien corresponda de Valeria Fernández construirá un relato conmovedor que suscita todo tipo de emociones, en sus diferentes planos de significación, aún en la brevedad de su transcurso.

Julieta Abella

julietaabella@caligari.com.ar

A quién corresponda