Los fantasmas vienen marchando. 1945 (2017), de Ferenc Török

Mercedes Orden 24 - Septiembre - 2018 -Textos

 


En un pueblo de Hungría un casamiento está a punto de celebrarse, entre el hijo de un funcionario del ayuntamiento y una campesina. Mientras tanto, en la radio se escucha acerca de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Es agosto de 1945, el verano se hace sentir de forma violenta. Todos corren para llegar a tiempo con los últimos preparativos cuando dos hombres vestidos de negro bajan del tren, salen de la estación y comienzan a caminar por el pueblo. Nadie sabe quienes son pero muchos se sienten incómodos ante su presencia. Una sensación con un trasfondo complejo, aunque eso no se observe a simple vista. Uno del que nadie parece estar dispuesto a hablar sino que prefieren hacerse los distraídos hasta que los forasteros se vayan.
Acompañados por un carro tirado a caballo, con dos cajones en su interior cuyo contenido se ignora, estos judíos ortodoxos recorren los espacios. Algunos dicen que transportan perfumes o quizá productos de farmacia, se cree también que pueden venir a reclamar tierras o bienes que les pertenecen, pero no son más que miedos convertidos en rumores entre los habitantes. Entretanto estos dos hombres continúan la marcha intimidando al resto con su ausencia de palabras.
En su quinta película, Ferenc Török propone un drama social en torno al concepto de memoria. Sentido que cobra valor a partir de los sucesos ocurridos en la reciente segunda Guerra Mundial y que siguen sintiéndose entre sus habitantes, los cuales, como pronto se descubre, no tienen la consciencia limpia sino que el pasado los interpela y viene ahora a pedirle explicaciones -o eso es lo que ellos creen.


Basada en el cuento corto El regreso a casa, de Gabor T. Szántó1945 apela a una potente fotografía en blanco y negro, a cargo de Elemér Ragályi en un intento de acentuar la sensación de drama. Género que invade a estos personajes encerrados en el pueblo y gira en torno a un doble conflicto: por un lado, los acontecimientos inherentes a la preparación del casamiento, el cual va dejando de ser el centro y se ubica de forma natural en un segundo plano cuando el otro, relacionado con la presencia de los dos extraños, comienza a predominar dejando al descubierto la complicidad de varios de los allí presentes con el genocidio nazi. Complicidad que provocó la deportación de una familia judía conocida por todos hacia los campos de concentración.
Desde la farmacia hasta la iglesia. Los bares hasta la estación de tren, todos los rincones del pueblo entran en tensión. La situación actual se torna incómoda, a lo que se suma la presencia de los soviéticos en sus tierras. La traición, la cooperación y la paranoia son apenas algunas de las ideas que emergen con la aparición de los desconocidos quienes ahora llegan para recordar los fantasmas en esa población donde la guerra, aunque ya finalizó, no trajo ninguna paz.

Mercedes Orden

mercedesorden@caligari.com.ar

1945