Winter on fire: el crudo atractivo de lo real

Gonzalo Albornoz Viernes 17 - Junio - 2016Películas para ver con...nadie

 

Estimados lectores, en esta oportunidad los acerco a una película que a simple vista parecería estar muy descolgada dentro de este espacio intitulado “Películas para ver con… nadie” pero trataré de explicarles por qué yo no lo veo así. La película en cuestión se llama “Winter on fire: Ukraine´s fight for freedom”, es un documental del año 2015 dirigido por Evgeny Afineevsky y realizado en co-producción por Ucrania, Estados Unidos y Reino Unido.

En esta columna les he hablado de terror, comedia negra, cine experimental, explotation, gore, cine clase Z, entre otros géneros pero por lo general, el hilo conductor de todas las obras que les presento suele ser la perversión, la muerte y sobretodo la sangre en cantidades industriales, en definitiva, películas controversiales. Hoy les voy a hablar sobre un documental que narra un conflicto político real acontecido en Kiev, un pueblo de Ucrania. A simple vista podrían pensar que me saltó la térmica y perdí por completo el eje y la esencia de lo que es “Películas para ver con… nadie” pero no se desesperen ni me puteen tan apresuradamente!!

¿Siempre les ofrezco sangre no? Bueno, en WINTER ON FIRE hay de sobra. ¿Siempre les ofrezco muerte no? Acá hay a montones. ¿Siempre les ofrezco sadismo y perversiones no? Les puede asegurar que pocas veces vi tanta perversión como la que hay en esta película… La diferencia radical es que por lo general, esos elementos que hacen al deleite de todo enfermito forman parte de una obra ficcional mientras que en la película que les acerco hoy no. ¿No les parece que cuando todo esto forma parte de la realidad, todo pasa a tener el doble de fuerza? La sangre, las mutilaciones, las muertes, etc… La realidad garpa, eso es innegable y cuando la temática escogida es cruda y cruel, la obra resultante, si tiene una buena mano detrás, no puede no serlo. Por suerte WINTER ON FIRE tiene una muy buena mano detrás, el director nos pasea por distintas emociones a lo largo de toda la película de una manera muy audaz.

A través del tipo de obras que suelo recomendarles se pueden hacer una idea de que no soy un tipo de conmoverse o impresionarse con facilidad, sin embargo, este documental me tuvo sus 100 minutos con la piel de gallina y me ha hecho piantar más de un lagrimón así como también saltar de la silla y aplaudir o golpear la mesa con bronca y querer salir a matar. Si, un quilombo de emociones!

A nivel argumental, WINTER ON FIRE nos narra la historia de un pueblo que se subleva ante su gobierno, gobierno que ganó democráticamente las elecciones con un discurso pero que ni bien asumió el poder, hizo todo lo contrario de lo que dijo en campaña… cualquier similitud con la realidad de otros países es mera coincidencia…

 

Hasta ahí podría parecer un bodrio terrible  pero… ¿Qué pasa cuando el gobierno comienza a dar orden a la policía de reprimir al pueblo que se manifiesta pacíficamente? Lo que pasa es que tenemos una de las películas más crudas que he visto, plagada de esas imágenes mega violentas de las cuales suelo hablarles pero con el aditivo de que son imágenes extraídas de la realidad, la gente que vemos sangrar, sangra de verdad, la gente que vemos morir efectivamente muere. Ya más o menos se pueden ir dando una idea de qué hace WINTER ON FIRE dentro de esta atípica columna de cine ¿No?

¿Un niño de 12 años combatiendo por la libertad de su pueblo no es acaso algo perverso? ¿Que la policía golpee con fierros a ancianos que se están manifestando en paz no es acaso algo sádico? ¿Que los ciudadanos le pregunten “por qué” a la policía mientras los patean en el piso no es algo fuerte de ver? ¿Que sin previo aviso, la policía cambie las balas de goma por balas de verdad y acabe con la vida de los ciudadanos a los que deberían cuidar no es algo súper enfermo? Creo que ya está clarísimo el porqué de la inclusión de esta película en este espacio así que paso a hablarles un poco sobre los aspectos formales de esta obra que más me agradaron, para empezar, además de la destreza con la que Evgeny Afineevsky nos hace transitar por distintas emociones, destaco la elección de no haber focalizado el relato en un protagonista sino más bien en una masa protagonista que se enfrenta a una masa antagonista, es imposible ver este documental y no recordar el cine ruso de las primeras décadas del siglo XX con Einsestein a la cabeza donde la masa era lo primordial, claro está, WINTER ON FIRE no es ficción, detalle para nada menor. Si bien el protagonista es la masa ciudadana que llevó a cabo esta resistencia y lucha por más de 90 días, el relato está atravesado por algunas entrevistas individuales a personas particulares que le dan a la obra una mayor fluidez y emotividad. Por otra parte, el 90 % de la película contiene imágenes del momento en el que los hechos tuvieron lugar, solo una pequeña parte son imágenes recogidas tras el conflicto.

 

Por este motivo vamos a encontrarnos con postales realmente muy fuertes, la cámara se inmiscuye entre corridas, golpes, balas, bombas, fuego, destrucción y muerte, haciéndonos testigos de aberraciones que le pueden hacer hervir la sangre incluso al más pacífico de los seres. Particularmente me resultaron fuertísimos muchos pasajes del documental, por mencionar algunos, una docente increpando a un policía “…yo te eduqué, fuiste mi alumno, yo no te eduqué para que sigas ordenes de estos corruptos, vos tenés que estar con nosotros, con el pueblo…”. También otro donde vemos cómo la policía le dispara sin piedad a un hombre que intenta ayudar a otro ciudadano que está herido en el piso, a su vez, otra secuencia muy dura es la que sucede cuando un médico le dice a un policía “…no me dispares, soy médico, vengo a ayudar a un herido…” y el policía sin mediar palabra alguna le dispara en la pierna a no más de 2 metros de distancia. Crudo es poco.

 

Por si aún no quedó claro por qué WINTER ON FIRE se ganó un lugar en esta columna, vamos a lo fundamental, este espacio se llama “Películas para ver con… nadie” y siempre les digo que las películas que reseño  son muy difíciles de recomendarle a otro ser humano, bueno… aunque no lo crean (sobre todo luego de haberles recomendado películas donde vieron violaciones a bebes recién nacidos, canibalismo, desmembramientos, incesto, degustación de heces, zoofilia y un larguísimo etcétera…) la pasé realmente mal viendo esta película!!

Para ir finalizando y a modo de dato de color, como no va a suceder muy a menudo que dentro de mis recomendaciones encuentren una película que haya sido nominada a nada más ni nada menos que un premio Oscar, destaco que WINTER ON FIRE fue nominada como Mejor Documental dentro de tan prestigioso galardón!

A todos mis fans (?) extremistas del gore, los destripamientos y demases, banquenmé en esta, la próxima vuelvo recargado de todas esas cosas perversas y turbias a las que los tengo acostumbrados!

 

Gonzalo Albornoz

gonzaloalbornoz@caligari.com.ar

Películas para ver con...nadie