“The Human Centipede 2” (2011): La clave esta en mostrar todo (2/3)

Gonzalo Albornoz Viernes 26 - Febrero - 2016Películas para ver con...nadie

 

Bueno, si sobrevivieron a la primera entrega de esta exitosa saga, imagino habrán quedado con ganas de ver la segunda… enfermitos!
Como les anticipé en la anterior reseña, esta segunda Human Centipede es mi predilecta. A nivel argumental la va de más o menos lo mismo, aunque en este caso, no es un prestigioso cirujano quien decide jugar a ser Dios y crear un nuevo ser a partir de la unión de distintos seres, sino que quien pretende desarrollar semejante y aberrante acto es un extraño hombrecillo con asma y sobrepeso, que sufre de un severo retraso mental, no dice una sola palabra en todo el film y no tiene el más mínimo conocimiento médico. Turbio…

 

Esta secuela también fue escrita, dirigida y producida por Tom Six quien al ya contar con el éxito de  The Human Centipede  First  Sequence en su haber, no tuvo que esconder nada esta vez. Si en la anterior entrega su estrategia fue ocultar a los inversores cómo es que iban a unirse los distintos eslabones de esta cadena que dio en llamar Ciempiés Humano, en esta ocasión eso no fue necesario y al parecer esta “Libertad” por darle un nombre, la trasladó a todos los aspectos de la película. Si en la primera nos habíamos quedado con la sensación de que podría haber habido más sangre, fluidos y viscosidades, en The Human Centipede Full Sequence nos vamos a quedar con la sensación opuesta, hay de todo, absolutamente de todo eso que no es lindo de ver.

 

Son muchos los casos en donde las segundas partes no son buenas. A mi parecer este no es uno de esos casos y esto principalmente se debe a que esta segunda parte difiere muchísimo de la primera respecto a un montón de aspectos y esto se agradece un montón ya que son incontables la cantidad de sagas donde se hacen secuelas en exceso y son básicamente más de lo mismo, por citar alguna podemos mencionar la genial “Saw” cuya trama es muy original y sus primeras dos partes son muy buenas pero luego se hicieron 6 partes más que no hacen más que repetir incansablemente lo mismo y terminan opacando el producto.

Voy a enumerar las primordiales diferencias, para empezar, tenemos la fotografía a cargo de David Meadows que hizo un trabajo realmente muy sobrio y destacable. La primera entrega es a color mientras que para esta segunda se ha decidido el uso de blanco y negro para casi la totalidad de la película con excepciones de algunos detallecitos en color que realmente no quieren saber cuáles son… en serio, no quieren. Me parece una sabia elección el uso de blanco y negro y dota al film de una crudeza y una austeridad más que interesante haciendo más cordial a la vista el visionado, les recuerdo que esta segunda entrega es muchísimo más explícita que la anterior en lo que a fluidos corporales respecta.

Por su parte, el principal desafío que enfrenta esta película respecto a su predecesora sin lugar a dudas es el del protagonista. Parece imposible poder llegarle siquiera a los talones a Dieter Laser en su interpretación del desquiciado cirujano Josef Heiter pero sinceramente, como no uso,  tengo que comprarme un sombrero para así poder sacármelo ante Tom Six y su magistral elección de casting. El papel de Martin, el protagonista de esta secuela, no es un papel para nada sencillo, por un lado debe emparentarse un poco con el Josef Heiter de la primera entrega porque The Human Centipede Full Sequence inicia con Martin mirando fanatizado The Human Centipede First Sequence, de hecho la trama gira en torno a que este excéntrico personaje tiene una nociva obsesión con dicho film que lo lleva a querer imitar al cirujano Heiter en su experimento; pero por otro lado, las características propias de Martin son absolutamente distantes de las del temible antagonista de la primera película. Heiter es un cirujano experto y verborrágico como pocos mientras que Martin no es más que un hombre con un retraso mental que no habla más allá de algún que otro aullido o gemido ininteligible. Cuando vi que esta entrega no contaba con la actuación de Laser temí lo peor pero la verdad que el trabajo actoral de Laurence R. Harvey en el papel de Martin es superlativo y no tiene nada que envidiarle al de su colega, tanto es así que tuve que buscar información sobre Harvey para confirmar si efectivamente era una persona con problemas mentales, cosa que no me hubiera extrañado de parte de Tom Six, pero no es así, la tercer entrega de esta saga es una confirmación de esto pero ya hablaremos de eso en la próxima entrega.

En cuanto a lo que respecta al Ciempiés Humano  también hay diferencias, la principal es que mientras que Heiter proponía unir solo 3 personas, Martin pretende unir a 12. Posiblemente el factor determinante para que esta película sea mucho más asquerosa que su  hermanita menor no es que haya aumentado el número de personas que integran el Ciempiés Humano sino que quien une a estas personas no tiene el más mínimo conocimiento acerca de cirugías, así es como vemos que no hay quirófano ni herramientas quirúrgicas adecuadas, no hay una perfecta higiene y desinfección del ambiente ni nada de eso, muy por el contrario, vemos a un demente que con una caja de herramientas repleta de cuchillos, destornilladores, pinzas y cinta aisladora, pretende imitar lo que vio en  su admirada The Human Centipede First Sequence. Todo un espectáculo.

A su vez, como si las cosas desagradables que Tom Six nos pone delante en esta obra no fueran suficientes como para considerar que esta película es un poquitín fuerte, también desde lo argumental juguetea con temas escabrosos como las violaciones y el parricidio, ya se los anticipé en la reseña anterior, si la premisa de la primer entrega era omitir cosas, en esta segunda entrega Six no se priva de nada!

 

Algo que me pareció también muy acertado de esta segunda parte es la incorporación del humor, cosa que en la primera no existía y en ésta, al ser muchísimo más cruda, viene bien para descomprimir un poco. Básicamente, las partes que podrían considerarse “graciosas” están relacionadas al personaje de Ashlynn Yennie, una de las protagonistas de The Human Centipede First Sequence, interpretando el papel de ella misma. Martin, en lo que considero un hueco medio extraño en el guion ya que no lo vemos pronunciar una sola palabra en el film, se hace pasar por un representante de Quentin Tarantino y llama a los actores de la primer película para hacerles creer que el gran Quentin les quiere hacer un casting para su próxima película (estos llamados telefónicos que hace Martin están elipsados y solo escuchamos los mensajes de respuesta a sus llamados), así es como emocionada por la oportunidad Yennie cae en la supuesta sala de casting de Tarantino solo para darse cuenta que está por formar parte de un Ciempiés Humano pero ya no de ficción. Un segmento curioso de la película, más que nada por lo anecdótico, es la escena en que Martin está llevando en auto a Yennie hacia el supuesto casting de Tarantino y ella le va contando curiosidades del rodaje de The Human Centipede First Sequence que son todos datos reales como por ejemplo que por el gran desgaste que conllevaba  interpretar tan duros papeles y estar horas y horas de rodillas y atados a otras personas, luego de los rodajes los actores exigieron ser sometidos a sesiones de masajes.

Nuevamente el resto del elenco del film está realmente muy correcto y acompaña perfectamente a Harvey quien por supuesto es quien más se luce dado que no cuenta con la dificultad de estar atado al ano de otro personaje.

The Human Centipede Full Sequence fue censurada en Reino Unido por su más que polémico contenido y para poder ser clasificada finalmente para mayores de 18 años tuvo que sufrir 32 cortes obligatorios, la película original dura 87 minutos mientras que la versión de Reino Unido dura 84. La versión que yo vi es la de 84, no logré conseguir la versión original para poder hacer el visionado pero sospecho que los 3 minutos que censuraron deben ser tan imperdibles como repugnantes.

Para finalizar y a modo de dato curioso, les cuento que Tom Six en la primera entrega no tiene ninguna participación actoral mientras que en esta segunda, interpreta la voz en off del padre de Martin para ya luego en la tercera darse el lujo de aparecer frente a cámara en varias escenas, ya lo verán, a su vez les anticipo que si lograron terminar de ver las dos primeras películas, obviamente van a querer ver la tercera y eso se va a exacerbar más porque les informo que, además de la actuación de Six, la tercera tiene como protagonistas a Laser y a Harvey, es decir, a los dos actorazos de las dos primeras películas de la saga juntos! Otra cosa que quizás les genera un poquito de intriga respecto a la tercer y última parte de la trilogía es que aumenta un poquito el número de integrantes del Ciempiés Humano, se pasa de 12 a nada más ni nada menos que 500…

Gonzalo Albornoz

gonzaloalbornoz@caligari.com.ar

Películas para ver con...nadie