“The Human Centipede First Sequence” (2009): La clave está en omitir (1/3)

Gonzalo Albornoz Viernes 30 - Enero - 2016Películas para ver con...nadie

 

Hace poco les hablé sobre “Bad Taste”, la primer película de Peter Jackson, el director de la aclamada trilogía de “Lord of the Rings”, la palabra TRILOGIA me quedó dando vueltas por la cabeza y me pregunté si habría alguna trilogía de la cual valga la pena hablar en esta columna, la respuesta no tardó en llegar… En esta ocasión les quiero acercar una para nada convencional trilogía llamada “The human centipede” (en español EL CIEMPIES HUMANO) y que consta de “First Sequence”(2009), “Full Sequence”(2011) y “Final Sequence”(2015), las tres escritas y dirigidas por el holandés Tom Six.

Como corresponde empezaré por la primera entrega y debo admitir que en un principio me pareció una película de terror más del montón, repleta de lugares comunes.

La película inicia con dos chicas (Lindsay y Jenny) extranjeras muy bonitas a las cuales se les rompe el auto en medio del bosque, obviamente se larga a llover torrencialmente, por supuesto que no tienen señal en el celular y de más está decir que en vez de quedarse dentro del auto y esperar a que deje de llover o amanezca y se sientan más seguras, optan por meterse en el bosque a buscar ayuda abajo del agua. Cuando estaba a minutos de sacarla y ponerme a ver otra peli, las chicas encuentran una casa en medio del bosque, ahí entra en escena el personaje principal del film y todo cambió.

Antes de seguir quiero comentarles brevemente de qué la va esta película a nivel argumental. El film nos muestra como estas dos forasteras  van a parar a la casa de un prestigioso cirujano (Josef Heiter magnánimamente interpretado por Dieter Laser) experto en la separación de siameses quien las secuestra y obliga a formar parte, junto con un turista japonés llamado Katsuro, de su nuevo proyecto que consiste en unir personas en vez de separarlas, es decir, de crear un nuevo ser a partir de la unión de varios seres: El ciempiés humano. Básicamente así fue como Tom Six vendió su película a la hora de buscar financiamiento para su proyecto. En ningún momento faltó a la verdad y de hecho la idea pareció tan interesante que logró conseguir el dinero para producirla. El director realmente fue muy pillo omitiendo un pequeño detalle que en una de esas quizás no le permitía conseguir el financiamiento y así fue que los inversores  no se enteraron de cómo pensaba unir a las personas el desquiciado doctor Heiter hasta una vez terminada de grabar la película.  Y es que había amplias chances de que si Tom Six comentaba que la operación de unión del Ciempiés Humano consistía en coser la boca de una persona con el ano de otra, nadie jamás hubiera puesto un centavo para financiar el film!!


Podrán preguntarme qué veo de bueno en una película con un argumento tan horroroso y la verdad es que veo realmente muchas cosas buenas sino no la recomendaría.

En primer lugar, la actuación de Dieter Laser es perfecta, creo que la elección de este actor para este extraño papel es un acierto invaluable en el casting. Su cara, sus expresiones, sus gestos son aterrantes y la escena donde le explica la operación a sus víctimas es realmente inquietante. No es la primera película donde el personaje antagonista se come la pantalla, por mencionar alguna, se me ocurre la maravillosa The Dark Knight (2008) de Nolan donde Batman poco importa dado que Heath Ledger en su interpretación del Jocker es sublime y se lleva todos los aplausos. Bueno, acá pasa lo mismo, sin Dieter en el film, no valdría la pena siquiera pasar cerca de un video club donde tengan una copia de esta peli.
Al estrenarse, THE HUMAN CENTIPEDE: FIRST SEQUENCE fue vendida como “100% acertada medicamente” y la película nos hace preguntarnos si efectivamente es posible mediante la unión de distintas personas, hacer que compartan un único sistema digestivo y poder mantenerse con vida a partir de alimentarse de las deposiciones del que tienen adelante. Para tratar de hacer la película lo más real posible, Six se contactó con un cirujano Holandés quien incluso colaboró con algunos bocetos del ciempiés humano.

De más está decir que este film generó un gran revuelo en el momento del estreno, incluso Six ha comentado que muchas personas han vomitado durante las proyecciones pero la realidad es que con un argumento así uno podría imaginar que la película está plagada de sangre, excremento y viscosidades varias pero esto no es así. Esta primer entrega de THE HUMAN CENTIPEDE en ese sentido es bastante sobria, de hecho hay muy poca sangre, la cual brotará a borbotones en la segunda parte de la trilogía pero eso lo veremos más adelante.

A medida que avanzaba la peli me daba un poco de temor que a nivel guion se estanque y es que el “malo” por así decirlo, no tenía nadie que se le oponga, o sea, los otros tres personajes están cosidos boca-ano y mucho no pueden hacer para impedirlo pero Six supo cómo mantener el interés incorporando dos nuevos personajes a la trama que hacen que la tensión siga intacta hasta el final del film.

En sí, THE HUMAN CENTIPEDE: FIRST SEQUENCE es un film de bajo presupuesto que con bastante poco logró ser más que efectivo, tiene buenos efectos, una dirección muy correcta de parte de Tom Six y una tan enorme actuación de Laser que hace que una trama que podría haber caído con facilidad en lo burdo y grotesco, muy lejos de eso, se haga atrapante y hasta coherente. Es loco pensar que la trama surgió a partir de una charla entre amigos donde Six y compañía debatían acerca de qué habría que hacer con los violadores de niños y uno de los amigos del realizador esbozó que habría que coserles la boca al ano de un camionero con sobrepeso. Ese fue el disparador para la idea de esta película… bueno… lo de Newton y la manzana también sonaba ridículo y mal no le fue!!!

A nivel guion, de las tres entregas ésta no es la que mejores diálogos tiene (llevándose el premio a la peor línea una frase de uno de los personajes femeninos en pleno ataque de miedo que grita “quiero a mi mamá”!!!), eso se lo dejamos a la última entrega cuya pata principal son los diálogos y no tanto las acciones, sin embargo, el personaje de Heiter se lleva todos los premios con un catálogo de insultos y malos tratos que dan ganas de jamás en la vida cruzarse con alguien que nos hable así, por su parte el resto del elenco, si bien no sobresale, está muy correcto. Hay que tener en cuenta también que gran parte de la película los actores están de rodillas y con la boca dentro de las nalgas del otro, difícilmente un actor pueda sobresalir en ese contexto!!!

 

 

Apartado especial para estos tres actores, mis respetos y admiración para ellos, cuesta imaginar lo duro que debe ser interpretar un papel así. Me pongo a pensar de qué manera abordaría a los actores para lograr buenos resultados en este tipo de escenas y no se si me animaría a utilizar la técnica que implementó el amigo Six ya que me parece bastante jugada, este director se negó rotundamente a ahondar anticipadamente en las acciones que debían realizar los actores y éstos se enteraban en el set cómo iban a ser las escenas, inluso el personal de arte muchas veces preguntaba qué vestuario iba a necesitarse en la próxima escena para enterarse sobre la hora que los personajes siquiera iban a estar vestidos!!! Le doy la derecha a Six ya que al ver el resultado final, es innegable que la técnica de ocultar información tanto a los actores como al equipo técnico terminó funcionando.

Por otro lado, el personaje de Heiter y su accionar tiene claras referencias al nazismo, no es casual que el personaje sea alemán así como tampoco es casual que sus víctimas sean estadounidenses y japonesas, acá encuentro otro gran acierto de Six dentro del film que es el hecho de jugar con las barreras idiomáticas, que los personajes no se entiendan entre sí genera una tensión e incomodidad más que interesante. Llevando más al extremo este punto en la segunda parte de la trilogía, Six elige un protagonista que no dice absolutamente ninguna palabra en toda la película pero ya llegaremos a THE HUMAN CENTIPEDE: FULL SEQUENCE en la próxima entrega pero les adelanto que la segunda parte es mi preferida…

De esta primer entrega, si tengo que elegir mis escenas preferidas, sin duda una de ellas es la mencionada más arriba que es la escena donde Heiter describe a sus víctimas todo el procedimiento que va a realizarles para convertirlos en el famoso ciempiés humano. Particularmente suelen gustarme muchos las escenas donde a partir de un conflicto muy pequeño y cotidiano puede desencadenarse algo terrible, así que sin pensarlo dos veces, mi segunda escena predilecta dentro del film es aquella en que a Katsuro, el primer eslabón de este ciempiés humano, le agarran ganas de defecar… imagino podrán hacerse una idea de lo terrible que es esto para los dos personajes que tiene detrás!!!

Para ir redondeando lo que respecta a esta primer entrega de la trilogía quiero volver a aclarar que no es una película excesivamente sangrienta o grotesca, sino más bien todo lo contrario (bueno… tampoco tooooooodo lo contrario…), si omiten el detalle de cómo están unidas las personas dentro del ciempiés humano y sólo se quedan con el concepto del “cirujano chiflado que quiere armar un nuevo ser uniendo distintos seres“ creo que es una película de terror perfectamente disfrutable, tampoco es que la recomiendo para ver durante una velada romántica pero bueno, no es tan terrible como parece.  No puedo decir lo mismo de la segunda parte ya que si la premisa de Tom Six para la primera fue la de omitir detalles, en la segunda no se priva de nada…

Gonzalo Albornoz

gonzaloalbornoz@caligari.com.ar

Películas para ver con...nadie