“Bad Taste” (1987) de Peter Jackson. Nunca mejor puesto un título

Gonzalo Albornoz Viernes 12 - Febrero - 2016Películas para ver con...nadie

 

Ya más o menos si fueron siguiendo esta columna, pueden hacerse una idea de que el cine “convencional”, por así decirlo, no es a lo que apunto cuando les recomiendo una película pero como entiendo que hay gente a la cual le gusta de vez en cuando poder mirar una peli con algún acompañante, en este ocasión les traigo una obra de culto de nada más ni nada menos que el señor Peter Jackson… si, si, el director de la trilogía de “El señor de los anillos”!! Así que técnicamente pueden llamar a  algún amigo e invitarlos a que vean juntos una del director de “El señor de los anillos” y no estarían faltando a la verdad.  Ahora bien, como es de esperarse, no van a encontrarse con algo ni remotamente similar a tan premiada trilogía…
BAD TASTE, en español, “Mal gusto” data del año 1987 y es la ópera prima de Jackson y se la puede enmarcar dentro del género Gore o Splatter, que serían algo así como películas con  excesiva violencia, sangre y desmembramientos corporales… ¿Re lindo no? Pero bueno, todo cineasta realiza sus primeros experimentos hasta ir encontrando su rumbo, en este caso, los comienzo del amigo Jackson fueron un vertedero de sangre sin igual.

En cuanto a argumento, BAD TASTE nos cuenta la historia de  un excéntrico grupo de personas que deben desmantelar un siniestro plan de unos extraterrestres que consiste en recolectar carne de humanos para hacer comida chatarra en una casa de comida rápida intergaláctica… Si, en serio...

Ya he comentado acerca de mi afinidad para con esos “realizadores orquesta” que se montan su proyecto al hombro y se encargan de prácticamente todos los aspectos de su obra, y la labor de Peter Jackson en BAD TASTE es otro ejemplo de esto mismo, este realizador firma la película como Director, Guionista, Productor, Director de Fotografía, Montajista, como si fuera poco todo eso, también se encarga de los excelentísimos efectos especiales y además interpreta dos personajes dentro del film!!! Terminé de escribir esta última línea y me salió instintivamente dedicarle un aplauso!!!

Como realizador independiente no puedo dejar de destacar y de sentirme identificado con el diseño de producción que tuvo esta película. La realización de esta obra le llevó a Jackson 4 largos años de su vida ya que contaba con un presupuesto realmente minúsculo y solo podía filmar los domingos porque de lunes a sábados trabajaba. Todos los actores que participan en la película son amigos del realizador y la decisión de interpretar él mismo dos personajes simplemente fue a raíz de que ya de por sí era complicadísimo coincidir los horarios de todos los actores ya involucrados así que le pareció atinado interpretar él mismo dos papeles para tener dos personas menos que comprometer en esta aventura de hacer una peli sin dinero. Probablemente con el presupuesto destinado a una escena de “El señor de los anillos”, Jackson haría BAD TASTE unas 30 veces y esto es lo que me parece atinado destacar en la filmografía de este realizador, ya que ha demostrado saber manejarse con nada y con mucho también.

Ojo que “bajo presupuesto” no implica que la peli sea algo simple y mal hecho, para nada, muy por el contrario, en BAD TASTE vamos a encontrar de todo, diálogos con un humor muy ácido, acción, violencia, ciencia ficción, armas, disparos, explosiones, extraterrestres, buenas locaciones, naves voladoras, efectos especiales muy pero muy bien logrados pero lo que más vamos a encontrar es sangre, tripas, mutilaciones y mucha viscosidad!!!

Los 91 minutos que dura el film se hacen realmente muy dinámicos y entretenidos porque Jackson logra que el tono de la película oscile todo el tiempo entre el absurdo y la acción violenta, cuando se está haciendo pesada la ridiculez de ciertos personajes, el realizador nos pone delante un manojo de tripas, corridas, disparos y vertiginosidad que nos pega un sopapo por momentos muy necesario. La película tiene como escenario la Nueva Zelanda natal del realizador y sobretodo en la primera mitad de la obra, vamos a encontrarnos con escenarios naturales muy imponentes que en conjunto con la iluminación natural nos ofrecen cuadros realmente muy bellos (claro está, si obviamos las vísceras y los cráneos reventados). En contrapartida, los planos en interiores dejan bastante que desear en cuanto a su fotografía ya que por momentos la puesta de luces pareciera no ser mucho más que algún que otro reflector de jardín puesto al voleo (todos lo hemos hecho alguna vez) pero bueno, la fotografía estaba a cargo de Jackson que a su vez hizo otras mil cosas, no podemos pretender que nos ofrezca unos interiores a lo Benoit Debie!!!

Apartado especial para el arte y los efectos especiales de esta película que con su prácticamente inexistente presupuesto ha logrado cosas increíbles como montar una nave espacial, una casa bombardeada, un gran número de extraterrestres y un sinfín de mutilaciones, es cierto que hoy en día los efectos especiales son mucho más sofisticados pero para 1987 y sin dinero realmente lo que Jackson ha logrado en BAD TASTE es de otra galaxia (ja!)

A mí particularmente, de este realizador me fascinan sus comienzos, sus películas más actuales como la trilogía mencionada más arriba basada en las novelas de Tolkien o su versión de “King Kong” me funcionan a modo de somnífero híper efectivo (¡vengan de a uno que me la banco!). Pero si a diferencia mía, les gusta el cine más actual de Jackson, los invito a que chusmeen un poco acerca de sus primeras películas porque siempre es interesante ver los inicios de los realizadores ya que allí encontraremos el germen fundante de lo que luego serán sus obras más maduras. En este caso yo elegí este film por ser su ópera prima pero también tiene otras excentricidades como sus siguientes dos películas “El delirante mundo de los Feebles” (1990) que es una película hecha íntegramente con marionetas al estilo Muppets pero dotada de un humor muy ácido y sarcástico o la también Gore “Tu mamá se comió a mi perro” (1992) que ya con ese título nos está diciendo muchísimo.

BAD TASTE es una película que comenzó con Jackson queriendo hacer un corto entre amigos  y logró convertirse en una obra de culto que sentó las bases para muchas películas del género e incluso tuvo una enorme aceptación en el prestigioso Festival de Cine de Cannes, sin dudas una joyita digna de ver, eso sí, a raíz de escenas como la de un grupo de individuos catando una fuente enorme de vómito calentito creo que nunca un título fue tan bien puesto para una película, “Mal gusto” es para personas con un estómago fuerte y definitivamente es un film poco recomendable para la hora de la cena, buen provecho!!!

Gonzalo Albornoz

gonzaloalbornoz@caligari.com.ar

Películas para ver con...nadie