Con amor

María Canale 27 - Diciembre - 2017 Columna de María Canale



Cuando entregué esta columna una semana atrás a Mauro Lukasievicz, la hermosa persona que lleva adelante este portal de modo independiente y con amor al cine, estaba triste y enojada por los episodios ocurridos durante la represión de gendarmería. Había escrito esta entrega desde esa tristeza/enojo. Mauro respondió al mail que llevaba ese texto: “acuerdo en todo pero dale una leída”. Días después ocurrió el voto de la reforma previsional en diputados con toda una ciudad y varias provincias caceroleándole en contra. Ocurrieron charlas con amigos, leer las noticias, escuchar la radio, ocurrió que pase el enojo y que aparezca la pregunta ¿cómo dar respuesta sin que ésta sea violenta ni hetero patriarcal? ¿Cómo responder desde la mujer que soy hoy? ¿Cómo responder en una discusión política? ¿cómo responder a un comentario machista y que la respuesta no esté cargada de violencia? que la respuesta sea inteligente, femenina, no entrando en la ira que pueda querer generar el interlocutor.

Al mismo tiempo que nuestras calles estaban agitadas por la crisis social y la intensidad que suele tener esta ciudad en diciembre, ocurrieron varios festejos, eventos de cierre o culminación de cosas, y el inevitable balance de fin de año. Difícil como se presentó el 2017, me di cuenta que este año recorrido transcurrió con amor. Con el
amor de mi hermano que me recibió en su casa para vivir y compartir ocho meses, con el amor y vocación docente de Diego Caramés y Elena Mancinelli que me acompañaron en la defensa de mi tesina y la culminación de mis estudios universitarios, con el amor de los Chico Láser que son la banda más linda del mundo y la familia más delirante y disfrutadora, con el amor de Violeta Castillo solista artista guerrera amiga y nuestras jornadas musicales, con el amor de Diego y Lionel los perros más maravillosos del mundo, con el amor de mis padres que me acompañan siempre, con el amor y las ganas de hacer teatro de los “Por todo lo que no me querés” y los “Mudándonos”, con el amor de Francisca Ure y su brillante seminario de “Hamlet como excusa”, sus reveladoras sesiones de coach y lo hermana y todo que es como amiga. Con el amor de los amigos siempre, los que están cerquita a diario y los que están lejos pero presentes en intercambios de monólogos de whatsapp, con el amor (porque todos mis trabajos como actriz este año fueron hechos en entornos amorosos) de la gente que confía y cree en mi para contar sus historias, con el amor de los amigos que hacen aventuras cinematográficas a pulmón y me invitan a jugar como Nachi Sesma y Mariano Blanco y Seba Mega Diaz que terminó “Anoche”, serie web finalmente online. Y último, pero fundamental, con el amor de Sebastián mi compañero feliz, hermoso, apasionado, bello, inteligente y fiel con el que elijo ser familia.

Quizás la respuesta a mi pregunta inicial sea “con amor”. Voy a seguir pensando al respecto en el 2018. Ahora pienso que el amor es inteligente, agradecido, que el amor escucha y observa, que el amor puede ver más allá de la soberbia del poder y de los medios masivos de desinformación. Pienso que el amor no reprime, que el amor no es cínico, que el amor dialoga de verdad, que en el amor no hay grieta ni peros.

Agradecida con este espacio independiente de expresión que tengo en Revista Caligari les deseo a todes que pasen unas fiestas repletas de amor. Y les dejo para cerrar este año el manifiestomanía de Josefina Gorostiza, porque el amor también lucha por lo que ama.

MANIFIESTOMANIA
Somos un equipo de resistencia cultural.
En medio de un contexto hostil y desgarrador, intentamos sostener esta
práctica que nos apasiona, y luchamos día a día por llevarla adelante.
Siempre con la convicción de que, de alguna u otra manera, esto que
hacemos tiene un potencial transformador.
Nos quieren amedrentar.
Pero nosotrxs no vamos a ceder nuestros espacios. No.
Vamos a conquistar nuevos territorios y luchar por la construcción de
nuevos ojos, nuevas manos, nuevas ideas.
Somos cuerpos vibrantes, con deseo, estallados de preguntas.
Cuerpos furiosos. En celo.
No queremos calles repletas de fuerzas de inseguridad.
No confiamos en los medios masivos de desinformación.
No aceptamos la criminalización de la protesta.
No somos cómplices de ese cinismo.
Estamos convencidxs de que la escena es nuestro campo de batalla y de contagio.
La revolución tiene forma de poesía y está en manos de esta manada furiosa.
Dale dale dale.
No vamos a parar.

“No morirá la flor de la palabra podrá morir el rostro oculto de quien
la nombra hoy, pero la palabra que vino desde el fondo de la historia
y de la tierra, ya no podrá ser arrancada por la soberbia del poder.”

(Subcomandante Insurgente Marcos)

María Canale

http://mariacanale.tumblr.com/

mariacanale@caligari.com.ar

@Fuegoenpolvo

Con amor