Domingo

María Canale 12 - Noviembre - 2017 Columna de María Canale



Qué belleza de versión de “Ture love waits” de Radiohead en Moon Shaped Pool. Escuché mucho Radiohead de adolescente y post-adolescente. Ahora me pone un poco triste, pero hoy puse porque es domingo, porque más temprano escuché Michael Jackson que siempre la sube y porque estuve al sol. Me gusta la voz de Tom Yorke, me gusta cuando la rompe un poquito también.
Empieza a caer la tarde, de pronto es oscuro y la única luz es la pantalla de la compu. Me voy a sentar derecha para escribir que estoy toda torcida. Termina un tema, suena un gol en toda la cuadra, empieza el tema nuevo. El tema dos del disco, Daydreaming, ese que tiene el video hermoso de Paul Thomas Anderson. Otro gol. No tengo idea quién juega. Este parece que fue un golazo porque están dejando las gargantas, niños y adultos. Ay, no me senté bien aún, voy a hacerlo. Ahora sí. Me suena el hombro derecho. Mi hombro derecho y yo. Entra el fresquito de que bajó del todo el sol por la ventana.
El sexo es salud. Eso debieran decir en los medios. Hoy tomé el subte y la publicidad del Gobierno de la Ciudad dice cualquier gansada. Qué bueno que ya llega el verano, que vamos a estar todos más en la piel, más calientes.
Recién, antes de que me siente a escribir, comimos con Sebastián las tostadas con manteca y dulce de leche más ricas del mundo, en el balcón, antes de que él se vaya al teatro. Le arremangué la bermuda para que se le haga short y se le bronceen las piernas.
Ayer merendamos con Teode, una merienda muy buena también, pan con queso y miel. Después fuimos a La Sensación en bici, había feria con descuentos para ayudar en los tiempos que corren. Me llevé dos libros de Katchadjian. Quiero terminar de ver la nueva de Twin Peaks, leer mucho, tomar sol. Ayer Fran me dijo que hay una nueva temporada de Homeland, bah, una que yo no vi.
De repente tengo de nuevo para mí todas las horas de todos mis días. Quiero visitar amigos. Lo voy a ayudar a Tomás a poner su casa nueva. El viernes fuimos al teatro con Tomás. Después de la obra nos sentamos en la mejor mesa de Musetta y nos reímos tanto. Que noches lindas empiezan a hacer. Estoy durmiendo todo lo que no dormí el último tiempo.
Me está ayudando a escribir que suene Radiohead. Pensé que no iba a poder pasar de la primera oración cuando me senté.
La otra semana, me hice fotos nuevas con Catalina Bartolome. Fotos de mujer de treinta, de como estoy ahora. Más grande, rubia. Cómo me cuesta lo de las fotos. Hay algo del estar para fijar una imagen quieta que me cuesta. Entiendo mejor sin dudas lo de fijar una imagen de video, en movimiento. Fue un ejercicio buenísimo hacer las fotos. Cata es muy buena conduciendo. No me dejó juzgarme, yo tampoco quise dejar entrar esa voz en mi cabeza. Hay algo muy íntimo en dejarse fotografiar. En dejarse ver. Entendí algo de respirar, de estirar el cuerpo, de mostrar los ojos, de mostrar el cuello. De estar tranquila para posar.
Ordené la biblioteca hace unos días. Encontré en una caja cuatro rollos de película que tengo que revelar. Se rompió mi cámara analógica y parece que no tiene arreglo. Esperé más de un año un repuesto que iba a llegarles y se ve que ya no se hace más o algo. Así que hace más de un año que no saco fotos. Extraño muchísimo sacar fotos con cámara. A las últimas vacaciones llevé una cámara digital que me prestó mi viejo, saca bien, pero no es lo mismo. Y mi teléfono no sirve para sacar fotos. Voy a revelar esos cuatro rollos primero. Después decido qué hacer con la falta de cámara.
Suena de nuevo “True Love Waits”. Cuando pongo este disco me salteo todas las canciones y la escucho primero. Cuando vuelve a sonar mi tema predilecto es que ya escuché todo el disco. Ojalá venga una semana de sol y de gozo.

María Canale

http://mariacanale.tumblr.com/

mariacanale@caligari.com.ar

@Fuegoenpolvo

Domingo