Toda la fragilidad y toda la fuerza habitan en mi

María Canale 5 - Febrero - 2017 Columna de María Canale


Me enamoré. Me estoy enamorando. Se siente hermoso, se siente como nunca antes.

Hice un rastreo en mi memoria, por recuperar este estado en momentos anteriores de mi vida, y encuentro unos ratitos a los ventipocos, a los 18, de este estado de embelesamiento total y mutuo con un otro. Qué espectacular es enamorarse así, en calma.

Siento, que se me está calentando el corazón, que toda la fragilidad y toda la fuerza habitan en mi.

Ahora vivo con mi hermano en una casa grande (en relación a los 37 mts2 en los que vivía hasta hace poco) en la que puedo caminar, subir, bajar, tomar sol en el patio, y mirar el cielo en la terraza. Estamos llenando todo de plantas. Vienen amigos todo el tiempo. Nos estamos reencontrando con mi hermano.

Empecé el 2017 mudada y en el mar, con mi abuelo cumpliendo 90 años rebosante de vida y con los ojos llorosos de emoción de tener a sus tres generaciones de descendencia ahí con él, en familia.

Me fui de vacaciones a la playa, a Uruguay con su mar especial. Necesitaba de la rutina del sol y del mar, de vaciarme de un fin de año tan colmado y vertiginoso. Llegué a la playa descerebrada, sólo apta para estar de vacaciones. Sólo tareas sencillas: el proceso del encreme para proteger a esta piel blanca del sol, el armado del mate, llamar a los perros, cargas las sillitas, armar el instale cerca de la orilla, echarse al sol, sentarse al sol, sol de frente, en la cara, en el pecho, sol de revés, la sensación del sol calentando los cachetes de la cola, las pantorrillas, los huecos poplíteos. Hacer la fotosíntesis humana. La caminata en la orilla, los baños en el mar, salir a correr, dormir y coger todo lo posible, darse baños de luna, comer, cocinar.

Volví a la ciudad contenta, con unas ganas de actuar renovadas, volví para hacer unos castings, para tocar con Viole, para retomar las grabaciones del disco con Chico Láser y para hacer un seminario intensivo con Alejandro Catalán. En una de las clases mientras yo probaba en un ejercicio él me dijo; “tenés que estar tranquila, y sentir”. “Estar tranquila y sentir”, me gusta ese lema para este tiempo mío. Vuelvo ahora mientras escribo a unas notas que dejé en el teléfono durante el recreo de las clases del curso:

-Amasar la actuación

-Desde lo que tengo voy

-La mirada antes que la boca

-La respiración

-Ser una máquina de estar, no una máquina de hacer

-Hay que traer a uno la mirada del público y llevar al público la voz

Nos reencontramos con la gente de la obra que estoy ensayando para hacer agenda 2017 y felizmente acordamos lugar y fecha de estreno. Como dice Viole, “estoy que me actúo encima”. Va a estar buenísimo, ya lo está. Quiero probar todo lo que revisé/amasé en el seminario. Quiero ser una máquina de estar. Me encanta mi oficio, me gusta hacerlo, pensarlo, extrañarlo, desearlo. Retomamos en marzo los ensayos de la obra, pero ya estoy masticando muchas cosas, tengo ganas de ponerle el cuerpo a esto otra vez.

También en este enero mitad vacación - mitad arrancó el año, fui a ver La idea de un lago de Milagros Mumenthaler. Me gusta que Milagros haga su cine, ella es autora, hace algo que es suyo, lo que ella quiere. Cuando fuimos a filmar al Sur con Milagros en el 2012 ella ya había encontrado el libro Pozo de aire, estaba pensando en esta película y fuimos a ver la casa de La Angostura donde fue filmada. Quizás sea por todo lo que Milagros va procesando sus impulsos creativos que llega a un lugar de sensibilidad tan preciso, tan particular. Hace mucho que no me pasaba que una película me sensibilice a nivel físico. De llorar, reír, salir del cine y quedar caminando lento, blandita, conmovida. La película tiene unas imágenes hermosas y hondas, siempre me gusta como cuenta Mila, como filma, qué elige contar, qué muestra, cómo construye sus personajes, como suenan sus películas.

Quiero ir a verla al cine otra vez, que vayan mis amigos, mi mamá, mi tíos y mis primos. Vayan a ver “La idea de un lago”, vayan a estar en la película al cine. Quizás me gusta tanto esta película porque se parece a mi estado actual; frágil y fuerte.

María Canale

http://mariacanale.tumblr.com/

mariacanale@caligari.com.ar

@Fuegoenpolvo

 

Toda la fragilidad y toda la fuerza habitan en mi.