¿Cómo surgió la idea para realizar Río?

Río es hija del rechazo. Tenía un proyecto con otro guión de industria que no podía filmar. Un día me cansé de eso y llame a unas actrices y a dos amigos para que me ayudaran con el sonido y las luces y les dije que iba a hacer una película. Así empezó todo esto, porque me creyeron. Estaba escribiendo un cuento, haciendo el taller de literatura de Pablo Ramos y planeaba adaptar el cuento a cine. Una vez que estuve en la calle fui siguiendo las historias, a donde me llevaban. Escribía, filmaba. Así la fuimos haciendo. Sabía que me iba a equivocar y quería que pasara, que no fuera perfecto. Cada película tiene su forma de hacerse y esta era la única forma de hacer Río.

En la película utilizas una mezcla de registro en super-8 y digital ¿Porque tomaste esta decisión y cómo fue el trabajo posterior del montaje?

Hice casi toda la película con una super8mm y una Canon 7d con un lente zoom porque esas eran las cámaras que tenía. Use siempre lo que tenia a mano. También filmamos con RED 8k, Gopro. El super 8mm tiene una moral distinta, la del fílmico; filmar sin saber muy bien como están saliendo las cosas. Para el montaje fui armando hacia el final, un telgopor con las secuencias en un premontaje. Como sabia que iba a ser difícil había pensado una estructura narrativa en donde pudiera sostener un rodaje tan particular. El montaje fue en función de como era el rodaje, sabia, por ejemplo, que no tenia plata para hacer carros de travelling pero quería que la cámara se moviera, entonces lo resolví filmando arriba de autos en movimiento, y creo que al final tiene mas travellings que una película normal, como también tiene seis horas mágicas y lluvia de verdad. Son las ventajas de rodar así. Cada secuencia debía sostenerse a si misma para que pudiera aparecer en cualquier momento, tenia que ser independiente de las demás. Eso le dio al film una consistencia muy especial, no hay nada que este hecho para justificar otra escena o un personaje. Tiene vida propia, la estructura de un disco de canciones. Pero la verdad no sabia si iba a funcionar hasta que vimos el primer corte. Ese día nos dimos cuenta que teníamos una película. Pero no había otra manera de hacerla. Fue un riesgo que decidí correr. La moral del fílmico.

¿Cómo fue el trabajo para filmar en tres ciudades tan distintias como lo son Río de Janeiro, Buenos Aires y Los Ángeles?

Creo que cada ciudad tiene su espíritu, y son personajes de la película. Andar suelto por las ciudades con una cámara de cine fue una experiencia que sabía que iba a ser irrepetible. Así fue, irrepetible, sabia que tenia que registrar eso, sin demasiadas pretensiones, salía a filmar como si fuera un día de pesca.

Rio está interpretada por tres actrices que dejaron de ser una promesa del cine nacional y ya pasaron a ser un gran realidad ¿Cómo llegaste a Ailín Salas, Julia Martínez Rubio y Paula Carruega para los papeles principales?

Las tres actrices que mencionas y el resto del elenco esta por afinidad y amistad. Las conozco por haber trabajado antes con algunas de ellas y por relaciones del mundo del cine profesional, de donde vengo y de donde fui “recolectando” gente increíble. Creo que a cada una le di un personaje que tenia algo que ver con ellas. Se fueron enganchando con la película, el rodaje tenia espíritu de libertad, de poder improvisar, y ese riesgo las atrajo. Eramos como una banda de garage.

¿Cómo se financió Río?

La película la financié yo, en un cien por ciento. No se muy bien cuanto salió, pero se que es un numero ridículo para la industria. Se hizo también gracias a los aportes de distintos rubros técnicos, equipos, luces y esas cosas. Al principio éramos menos pero sabia que se iban a ir sumando con el tiempo. O tenés amigos o tenés plata. Las locaciones las pedía prestadas, todos vinieron porque les gustaba la película y el espíritu con el que la hacíamos. Nos divertimos y no pedía mucho, trataba que la película les sirviera a cada uno de ellos de distinta manera, no hubo jornadas agotadoras de rodaje ni ese tipo de cosas, organizaba los días de filmación casi como si se tratara de un partido de futbol.

El cine Argentino se encuentra en muy momento muy delicado ¿Qué opinas de la situación actual y hacia dónde crees que se dirige?

No tengo mucha idea de lo que esta pasando, estuve muy metido en esto. Si sé que muchos de mis colegas están sin trabajo y eso me apena bastante. Tanto yo como la mayoría aprendimos todo filmando, laburando en el cine. Pero el cine argentino tiene una larga y combativa historia, estoy seguro que va a sobrevivir a la coyuntura actual, que no es mas que un muy mal momento histórico. La gente no sabe que el cine da trabajo, de valor agregado, y es importante sobre todo por eso, porque es el pan en la mesa para muchos.

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos?

La verdad es que terminamos la mezcla final de sonido hace una semana, y todavía falta hacer la bajada final de todo el material, ordenar los discos y esas cosas. Estoy escribiendo pero son mas que nada cuentos y diálogos sueltos. Supongo que algo va a salir de todo eso⚫

feature-top

Titulo: Río

Año: 2019

País: Argentina

Director: Santiago Canel