¿En Hombre bajo la lluvia mostras en primer plano lo difícil que es la búsqueda laboral en nuestro país y más aún cuando la persona que lo busca pasa los cuarenta años ¿Cómo surgió la idea para realizar un cortometraje tan comprometido con la realidad social?

Este corto deviene de un proyecto de largometraje en el que vengo trabajando hace un tiempo. Con la intención de refrescar un poco ese proyecto y de empezar a poner a prueba algunas ideas es que tome unas escenas del guión de esa película y las adaptamos, juntos con mis compañeros de equipo, al formato corto. En ese proyecto hay una noción sobre el trabajo en la vida de los personajes que termina siendo uno de ejes que trazan el cuerpo de la película. El trabajo entendido como un elemento determinante y constitutivo de la vida en sociedad. Eso es algo que me interesa y en lo que pienso.

Durante todo el cortometraje queda en evidencia la facilidad que tenes para convertir cualquier escena en algo bello a través de un gran trabajo de fotografía, algo que ya sabemos quienes te seguimos en las redes sociales, ¿Qué tanto te involucras en estos aspectos al momento de filmar y cómo conformaste tu equipo técnico?

Me gusta trabajar siempre muy cerca de la cámara. Las decisiones sobre el plano son muy importantes para mi e intento pensar la dirección a través de eso. Al mismo tiempo, no me interesa una concepción purista de la imagen. Me gusta pensar el trabajo sobre el plano pero también me gusta trabajar con lo que encuentro, con lo que buscando, aparece. La cámara y lo que ocurre en el plano es esclarecedor para mi, a través de eso comprendo luego el funcionamiento de lo que me interesa filmar, incluso más que con la escritura o el ensayo. Puntualmente este corto (y el largometraje) proceden desde una idea fotográfica sostenida en el blanco y negro, y en un trabajo acerca de la ciudad que vengo haciendo hace tiempo desde la fotografía fija. A su vez, trabajo siempre con un gran camarógrafo y fotógrafo, que es Santiago Sgarlatta, que comprende esto y a la vez lo completa. Él ha sido también el camarógrafo de mi primer película y me da tranquilidad descansar también sobre su mirada. Lo mismo sucede con Julia Pesce, directora de arte, y con el resto del equipo: Eva Cáceres y Pablo Ratto en la producción, Octavio Bertone en la Dirección de actores, Nicolás Abello y Emanuel Díaz en la co-escritura, Manuel Yeri en el Dirección de sonido. Somos un equipo pequeño de amigos, trabajar con ellos para mi es una fortuna.

La actitud y el trabajo de Pablo Limarzi resulta fundamental para la historia ¿Cómo llegaste a él para el papel principal?

Llegué a Pablo a través de una sugerencia de un querido director amigo. Estuve  un tiempo largo esperando dar con algún actor de esa edad que pueda funcionar para el personaje y que sea alguien con quien pueda pensar y seguir elaborando su lugar en la película. Pablo Limarzi había estado trabajando en otra película de Córdoba, Julia y el Zorro de Inés Barrionuevo que también forma parte del Festival internacional de cine de Mar del Plata. Mi amigo me mostró una imagen de la película de Inés donde estaba Pablo e instantáneamente él me interesó. Nos pusimos en contacto y empezamos a trabajar para el proyecto del largo. En el medio le propusimos filmar unas de sus escenas y hacer un corto con eso y él tuvo siempre una predisposición muy linda. Sin eso el corto no existiría como tal. Él está siendo muy importante en el proyecto.

El cine Argentino se encuentra en muy momento muy delicado ¿Qué opinas de la situación actual y hacia dónde crees que se dirige?

La situación actual es lamentable. A mi me golpeo indirectamente porque nunca filme con dinero del instituto, pero sí trabajo y trabajé con colegas y amigos que sí, y lamento muchísimo el daño que se ha ocasionado en la producción nacional. Los intereses de quienes nos gobiernan están claros. Las películas verdaderamente independientes no tienen ningún lugar. Tampoco lo tienen cosas más grabes aún. Con mucha pena debo decir que mi sensación acerca de lo que viene no es optimista. El trabajo que se está haciendo desde las asociaciones es admirable. Intento pensar que siempre encontraremos la manera de seguir haciendo películas, creo que nos corresponde hacerlo y es lo que tratamos de hacer a diario.

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos?

Sobre las nubes es una película en blanco y negro acerca de la vida en la ciudad, diagramada a través de cuatro personajes que no se conocen entre sí pero que habitan el mismo núcleo urbano. Estamos filmando de a poco algunas cosas, y esperamos filmar el grueso de la película en los próximos meses⚫

feature-top

Titulo: Hombre Bajo la lluvia

Año: 2018

País: Argentina

Director: María Aparicio