¿Cómo surgió la idea para realizar Resonancias?

La idea surgió a raíz de que se me tapara un oído a mí (risas). Quería filmar algo chiquito y que se pudiera ampliar, agarrar una situación y ver qué pasaba llevándola a los extremos. El guión lo escribí junto a Francisco Zuleta, él es sonidista y músico entonces era fundamental para pensar entre lxs dos estas situaciones y cómo el sonido las iba a atravesar.

A raíz de eso el agua pasó a ser un protagonista fundamental ¿Cómo trabajate el guión?

El otro día en un Q&A me preguntaron por la repetición a lo largo del cortometraje, para mí más que repetición hay acumulación, y así lo fuimos trabajando. Las situaciones se van volviendo más exageradas, más obvias tal vez, o no, porque algunas de las cosas que pasan se alejan del tono costumbrista que podría seguir la narración.

En Resonancias seguimos la historia de la protagonista, pero es una historia hecha a partir de pequeñas ventanas hacia su vida, sus actividades y relaciones; nos quedamos con ganas de saber más, de hecho. ¿Escribiste solo esos fragmentos de su vida, o tenías en mente una construcción total de ese personaje y de su vida?

De hecho sí, no sé si es algo que me interesa hacer siempre, pero había algo en esta historia que sentía que si no se pensaba, iba a quedar todo muy fragmentado. Siempre tengo un cuaderno para cada proyecto donde escribo las vidas de los personajes, hago dibujos, pego fotografías y demás, eso me ayuda bastante a sentir que conozco a cada personaje. Había algo también que por la edad del personaje me hacía sentirme más cerca suyo, y no quería que el personaje se terminara convirtiendo en mí, entonces describirla, anotar cosas sobre ella, me ayudó a tomar distancia. Cuando empezamos a juntarnos con Jenni Merla, la actriz, y a ponerle cuerpo a lo que estaba escrito fue todavía más fácil, ella entendió muy rápido lo que yo quería y un poco terminamos de construir el personaje juntas. Por otro lado, siento que es muy difícil mostrar la totalidad de una persona en un cortometraje, incluso en un largometraje, en los cortos siempre me gustan más las historias ambiguas, que dejan espacio para que lxs espectadores completen la historia, siento que sino es todo muy precipitado.    

Resonancias tuvo su estreno en el prestigioso festival de Rotterdam y por estos días se está proyectando el Lincoln Center de Nueva York ¿Cómo
fueron esas proyecciones y cómo fue la recepción del público?

Fueron increíbles y también muy distintas. Rotterdam fue mi primer festival grande, hay mucha gente por todos lados y al ser un lugar tan chico te cruzas a todxs y es muy divertido. Me sentía muy parte de algo. Estando allá, justo uno o dos días antes de volvernos, nos enteramos que íbamos a estar también en el New Directors/New Films en Nueva York, donde proyectamos la semana pasada en el MoMA y el Lincoln Center, así que viene siendo todo muy increíble. Nueva York es una locura y yo nunca había estado acá así que eso lo volvió muy mágico también. La recepción del público por ahora viene siendo buena por suerte, es gracioso encontrarse con gente que le encuentra significados rarísimos a la historia, a veces hasta oscuros. Creo que por ahora mi proyección favorita fue la del Film Society of Lincoln Center, el Q&A fue muy hermoso y la sala es increíble, nunca había visto y escuchado algo mío tan bien, fue muy lindo.

 

El cine argentino se encuentra en muy momento muy delicado ¿Qué opinas de la situación actual y hacia dónde crees que se dirige? 

Estuve hablando mucho sobre esto con gente de todos lados tanto en Rotterdam como acá en Nueva York. Es interesante, hoy le pregunté a Zhu Shengze y Zhengfan Yang cómo hacían para filmar en China y hablamos de la censura y de que su película Present.Perfect no figura como una película China, sino Estadounidense, porque sino no podría mostrarse ni siquiera en festivales. Después de eso me hizo esta misma pregunta, cómo está el cine en Argentina, y bueno, es difícil si lo comparas. Creo que si bien es muy complicado filmar, a mí me está costando mucho filmar mi primer largometraje, todavía hay bastantes herramientas para poder hacerlo, bien o mal, tener un Instituto de cine ya es una cosa increíble y que existe en muy pocos lugares del mundo. Es verdad que hay muchas fallas y que estén habiendo tantos recortes de presupuesto para el arte es tristísimo, pero viendo el vaso medio lleno, también hay una calidad altísima de artistas y eventualmente cuando las cosas mejoren, eso va a seguir estando.

¿Te encontras trabajando en otros proyectos?

Sí. Tengo el guión terminado de un largometraje para el cual filme un work-in-progress y demás pero que hice a un lado, empecé a estar muy enamorada de la idea de filmar una historia más chica sobre una nena de los suburbios de Capital y en paralelo un poco hablar de la situación de Latinoamérica. Siento que a veces el cine argentino filma mucho como si no fueran latinoamericanos, es un cliché, pero es más cliché que eso siga pasando. Es algo que por ejemplo, en el cine brasileño no pasa, y que tienen cada vez más películas increíbles. Hay como una vergüenza por mostrar otras cosas, o realmente también es verdad que solo lxs ricxs filman. Estoy sintiendo mucho la necesidad de filmar en barrios donde la gente no filma, sin hacer pornomiseria, filmar a la clase media que es a la que pertenezco y la que me crió a mí. Yo tengo mucha suerte de estar en el medio de esos dos mundos y me interesa mucho pensar cuál es mi lugar. Estoy emocionada con todo ese proyecto, tengo muchas ganas de ponerme a dedicarle todo a eso y filmar lo antes posible, aunque volviendo a la pregunta anterior, sé que va a llevar su tiempo⚫

feature-top

Titulo: Resonancias

Año: 2019

País: Argentina

Director: Lucila Mariani

 

Funciones en el BAFICI:

Martes 9 Abril 17.55h. Multiplex Belgrano

Sábado 13 Abril 16.20h. Multiplex Belgrano