Entrevista a Julián Cáneva, director de El espacio vacío

Mauro Lukasievicz 14 - Mayo - 2017 -Entrevistas- 3º FCCH, Festival de Cine de Chascomús.

 

¿Cómo surgió la idea para realizar un cortometraje que aborda el tema de la última dictadura de nuestro país pero desde un lugar nunca antes visto como lo es Ford Falcon?

Vale mencionar en principio que desde mi comienzo como realizador independiente siempre estuve ligado a la realización de contenidos sobre ddhh y políticos, creo en el cine como la herramienta principal para generar conciencia crítica, que a su vez constituye una autentica pedagogía de la memoria. Filmo para conservar los hechos que pertenecen al capital de nuestra historia, partiendo desde los valores de memoria, verdad y justicia. Con el grupo que dirijo brindamos una herramienta fundamental para la expresión popular donde se encuentran historias de vida que se entrelazan entre sí, las escuchamos y generamos el medio de comunicación. El cine como principio, la militancia como fin.

El principio de la idea surgió cuando me encontraba filmando para el medio en el que trabajo (Tv Universidad de la UNLP) un peritaje que estaba ocurriendo en ciudad de La Plata. Ese día rodé las imágenes para el informe que íbamos a hacer sobre el caso y me tome unos largos minutos más para continuar haciendo otras tantas imágenes mientras comenzaba a pensar en esos espacios vacíos que permanecen indelebles en los hogares de las familias de los compañeros desaparecidos y el espacio vacío que habitaba en ese falcon que concluiría en una búsqueda sin resultados que aún persiste con notas de ausencia. Sabía de la existencia de empresas cómplices de la dictadura, como la fabrica del ingenio Ledesma, Alpargatas, Swift, y por supuesto la fábrica de ford que está instalada en General Pacheco. Luego comencé a dar forma a la idea agregando testimonios de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo que describen las ausencias y la búsqueda que siempre termina en un lugar deshabitado donde solo la presencia imaginada intenta completar el espacio de las ausencias. Cuando buscaba imágenes de archivo para acompañar esos relatos di con algunas publicidades de ford falcon de la época y anteriores y comencé a prestar especial atención al relato en off que acompañaba a las imágenes del auto. En ellas note frases como: "investíguelo, póngalo a prueba, lléveselo" mientras la cámara entraba y salía del vehículo mostrando el espacio cómodo y acogedor del interior del automóvil, al mismo momento en que la cámara hacia especial hincapié en el enorme baúl que tenia y decidí cambiar la imagen original y sustituirá por imágenes de operativos y secuestros para destacar y realzar el relato cómplice.

 

¿Cómo fue el proceso para recopilar el material de archivo que utilizaste?

El proceso de búsqueda de los archivos fue muy intenso, ya que la mayoría de las publicidades de falcon tenía algún tipo de bajada complice, pase muchas horas mirando y escuchando esas publicidades, hasta llegar a la edición del relato final. En el cortometraje también se pueden ver fotografías de las víctimas de los vuelos de la muerte que fueron publicadas por la Comisión Interamericana de derechos Humanos, el "registro de Extremistas" que pertenecen al Archivo Provincial por la Memoria de la provincia de Córdoba y la serie "Rostros, Fotos sacadas de la ESMA" que pertenecen a Víctor Basterra.

 

 

¿Cómo se financió El espacio vacío?

El cortometraje no tuvo financiamiento económico. No buscamos dinero para realizarlo.

 

¿Qué opinión tenes sobre los acontecimientos de los últimos días? el 2x1 a genocidas pero también la reacción de la gente

Lo que está ocurriendo en la actualidad con los derechos humanos en nuestro país es desastroso es inconcebible que el presidente Macri quiera perdonar a los asesinos de la dictadura, nunca pensado luego de 12 años del gobierno kirchnerista donde Nestor y Cristina abrazaron a las Madres y Bbuelas acompañando su lucha por la memoria, la verdad y la justicia. Jamás me olvidare cuando Néstor kirchener hizo retirar el cuadro del asesino Videla y cuando pidió perdón al pueblo en las puertas de la Ex ESMA por haber callado durante veinte años de democracia, mientras aclaraba que no eran ni el rencor ni el odio lo que lo guiaba sino que lo que lo guiaba era la lucha contra la injusticia y la impunidad, ese día Kirchner se hizo cargo valientemente del desinterés de los gobiernos anteriores. Carlos Menen le dio el indulto a los dictadores, el kirchnerismo los volvió a condenar y ahora el macrismo los quiere mandar a descansar a sus casa y le reduce las penas para que puedan salir antes. La reacción de la gente ante el fallo del dos por uno fue increíble, miles y miles repudiando esa iniciativa lo que nos puso muy felices por que cuando recibimos la noticia del dos por uno nos invadió un dolor inmenso seguramente similar al que recibieron los organismos de ddhh de nuestro país. El miércoles pasado salimos a la calle junto al pueblo y acompañamos a las madres y abuelas a decir basta, basta de reivindicar a los genocidas, basta de bastardear a los derechos humanos, basta de impunidad, no queremos a los asesinos de la dictadura caminando en las mismas calles. Mi equipo y yo estamos del lado en que están las Madres, las Abuelas y los Hijos y vamos a continuar acompañándolos con nuestras realizaciones hasta el último día en que podamos filmar.


¿Qué directores te sirven de inspiración?

El realizador que más admiro y estudio es Raymundo Gleyser. En los tiempos difíciles antes y durante la dictadura Raymundo filmaba un cine social de denuncia hasta que los asesinos de la dictadura le quitaron la vida. Se puede entonces describir a mi obra como visceral parecida a la de Gleyser. Me seduce el desafío de poder contar historias tan complejas, en un período de tiempo breve, de ese modo son más fáciles de digerir cuando se las está mirando. El mensaje es claro y concreto, sin vueltas artísticas que desvíen la atención de quien observa en detalle. Por lo tanto la intención de mi obra es la misma que la de Gleyser en otro contexto, en otro tiempo social pero con la misma finalidad.

 

¿Te encontras trabajando en otros proyectos?

Desde hace diez años me puse como meta realizar un cortometraje por año. Cuando comencé mi filmografía recibí muchos consejos, los busque y encontré respuestas del calibre de las siguientes frases. -"Vas a filmar cine político", "otra vez vas a remover mierda", "¿porqué no filmas cosas que le gusten a la gente"? las que respondí argumentando que el cine debe ser disruptivo, contra hegemónico y emancipador en tiempos donde el gobierno actual quiere liberar a los asesinos de la dictadura y el cóndor vuelve a sobrevolar América latina.
En la actualidad y desde nuestro espacio de resistencia nos encontramos finalizando la pre producción de un nuevo video minuto que tratara la soberanía y la guerra de las islas Malvinas. Para esto necesitamos desnaturalizar el lugar del realizador socialmente comprometido y realizar nuevas prácticas para captar el interés de los sectores alejados y los que nunca estuvieron cerca de los DDHH y los hechos políticos de nuestro país. Sabemos en qué lugar estamos y al queremos llegar para contar la historia desde otro lugar del proceder realízativo. Pensamos propuestas nuevas de producción, comunicación y emancipación en clave política con el fuerte fundamento de crear conciencia crítica, buscando derribar el discurso hegemónico actual de los medios dominantes que plantean por ejemplo la soberanía de las islas Malvinas como temas secundarios por el solo hecho de conservar relaciones económicas que ven a las mismas como un recurso fundamental olvidándose del sentido de pertenencia.

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Entrevista a Julián Cáneva