¿Cómo surgió la idea para realizar Retrato de propietarios?

Hace seis años caminando de noche por la calle me puse a sacarle fotos a los carteles de animales perdidos. Pense que era un retrato muy particular sobre la propiedad privada. Hacia el final de la caminata también era una imagen sobre la decisión de dejar de ser la mascota.

El trabajo y juego de montaje que realizaste es muy particular ¿Trabajaste desde un guión o fuiste armando mediante avanzabas con el material y que tanto material tuviste que dejar fuera del  corte final?

Primero trabaje sin guión, filme con mucha libertad intentando crear el mundo que imaginaba para la película. Después de filmar por la provincia de Buenos Aires y algunos países de Europa me puse a editar las imágenes y sonidos que había grabado. También escribí un tratamiento que usamos para conseguir los fondos que faltaban para terminar la película. Cuando decidí dejar de filmar, hable con dos amigxs muy genios para que sean los montajistas de la película, una especie de dream team mezcla de orden, desorden, reflexión y flash. Les di un disco rígido con todo el material y les conté todas las inquietudes e ideas que venía trabajando. A partir de ese momento comenzamos con la edición definitiva de la película, fue un proceso de ver mucho material de largas charlas y de inventar un mundo con sus propias reglas para poder traer a la pantalla esta fabula de perrxs y gatxs anarquistas. Deje algunas cosas que me gustaban afuera, supongo que pasa en todas las películas. En algún momento voy a hacer algo con todos esos materiales que duermen en los discos rígidos y nunca fueron usados.

Hay un evidente trabajo de horas y horas de filmación que sirvió para lograr el material necesario para que la narración sea perfecta ¿Cómo fue este proceso?

Fue un proceso largo, cada rodaje tuvo sus particularidades. La premisa, un poco era perderse por los espacios, salir a encontrar las imágenes. Había algo de caminar sin rumbo. También buscaba lugares en google street view para después ir a filmarlos. En una de las últimas jornadas caminando por las afueras de Tokyo, volviendo de filmar en el templo en donde se inventó el famoso maneki neko me quede sin batería en el celular y me perdí. Al rato seguía perdido, con la cámara armada y filmando.

Retrato de propietarios resultó mejor Ópera-prima en largometraje documental internacional en el Festival Internacional de Cine Documental de Ji.hlava en la República Checa ¿Qué sensaciones te dejó este premio y cómo fue la respuesta del público?

Fue la primera vez que proyectaba la película, era a las diez de la mañana, llovía y hacía mucho frío. Ese dia habia un cambio de huso horario del cual nunca me di cuenta y llegué una hora antes a la proyección. El cine tenía una decoración medio ochentosa, y de a poco empezó a caer gente con paraguas y cafés. Cuando presente la película había hasta algunas personas sentadas en el piso. Creo que ver películas en el cine además de las cualidades técnicas, tiene el ingrediente especial de ser algo colectivo y comunitario. En cierta manera pienso que ese público termina de darle forma a la película. El jurado del festival se formaba por personas importantes del ambiente cinematográfico, supongo que ese reconocimiento siempre te da ánimos para seguir haciendo cosas. A la vez la proyección me dio la posibilidad de probar una intervención callejera, que ahora hago en cada una de las funciones de la película. Se trata de pegar carteles de animales perdidos promocionando la película y generando cierta extrañeza en las calles. La gente se acerca entre confundida y sorprendida a estos carteles.

feature-top

¿Cómo se financió Retrato de propietarios?

La película se financió en dos partes. Al principio era yo solo con mi celular filmando todas las imágenes de la calle que me traían al mundo de la película. En ese momento tampoco estaba muy seguro de la forma que tendría, pero algunas ideas me acompañaron a lo largo de todos los rodajes. En esta primera etapa hice los primeros dos viajes con aportes míos y ayuda de mis amigxs. Filmamos en Azul (Provincia de Buenos Aires) y en Europa. Después de esta primer etapa armamos una carpeta para conseguir los fondos para terminar la película. Recibimos el apoyo de la UNA (Universidad Nacional del Arte) y del INCAA para filmar en Tierra del Fuego, Japón y terminar todo el proceso de post-producción. Creo que hacer cine independiente es un gran desafío de financiación en si, hacer películas que no tienen un lugar muy claro en el mercado, mientras en paralelo trabajas para pagar la luz, el alquiler y la comida. A la vez me siento un privilegiado de poder hacer esto, sería muy interesante y hermoso que todas las personas que quieran filmar lo hagan.

El cine argentino se encuentra en un momento muy delicado ¿Qué opinas de la situación actual y hacia dónde crees que se dirige?

Me parece que estamos viviendo un momento muy difícil en el país y también en el mundo. Creo que el Capitalismo no da para más, parece un chiste la desigualdad de riquezas y posibilidades que vivimos dia a dia como sociedad. Me gusta pensar que podríamos dar vuelta la tortilla de una vez por todas, y dejar de ser las mascotas del sistema para pensarnos como una sociedad donde no exista la explotación del humano por el humano. Con respecto al cine, creo que en el país se hacen películas maravillosas pero años tras año estamos siendo golpeados por políticas que no fomentan a la cultura y la educación, haciendo que el camino de hacer películas sea cada vez más cuesta arriba. Ante este estado de situación la comunidad cinematográfica está respondiendo y saliendo a visibilizar lo que está pasando. A la vez exigiendo que el arte y la cultura no sean un gasto si no una inversión. No solo hace falta más posibilidades para poder filmar nuestras películas, sino también salas de cine a precios populares para que el cine nacional se pueda ver en todo el país.

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos?

Estoy en un momento muy activo, estamos trabajando en tres películas que se van a estrenar en septiembre, ¿Que hago en este mundo tan Visual? de Manuel Embalse, Río Turbio de Tatiana Mazú y 9:32 de Nacho Losada. También me encuentro desarrollando un nuevo proyecto que quiero filmar el invierno que viene, sobre un extraterrestres, la ruta, los caminos, las fronteras, la civilización y la barbarie⚫

feature-top

Titulo: Retrato de propietarios

Año: 2018

País: Argentina

Director: Joaquín Maito