Entrevista a Joaquín Cambre, director de Un viaje a la luna

Antonella Defranza 2 - Marzo - 2018 -Entrevistas

 

Un Viaje a la Luna invita al público a transitar junto a sus personajes una etapa de la vida tan compleja, llena de dudas y a su vez definitoria como lo es la preadolescencia. El mundo interior de estos personajes crea el ambiente de fantasía que tan referente es y representa a su director Joaquín Cambre, en su ópera prima. Viajaremos junto a sus actores Ángelo Mutti Spinetta y un gran elenco.

Un Viaje a la Luna se estrenó ayer y es muy importante verla este fin de semana, ya que son los días más fuertes y van a determinar, como con todas películas nacionales, su permanencia en cartel.

 

 

¿Cómo llegás a la idea para Un Viaje a la Luna?

 La idea apareció de la nada, como una historia que tenía que ser filmada, un mandato. Poco a poco me fui dando cuenta de que quería representar esas edad tan conflictiva que es la preadolescencia porque fue el momento en el que me di cuenta que yo iba a ser director de cine. Básicamente quise ser fiel a mi yo adolescente y contarlo desde ese punto de vista.

 

 

¿Cuánto tiempo llevó realizarla y con qué tipo de fomento / financiación?

La película fue presentada a concurso de Ópera Prima en el INCAA y ganó ese mismo año el financiamiento para poder hacerla. Básicamente con eso, más un poco que aportaron unos productores mexicanos y otro poco de aportes propios, llegamos a realizarla. Es una película de mediano o bajo presupuesto.

 

¿Cómo encontraste a Ángelo Mutti Spinetta y Ángela Torres?

A Ángela la encontré porque tenía muchas ganas de trabajar con ella, así que fui muy insistente con su representante Paula Aisemberg y Ángelo apareció casi por arte de magia, cuando ya teníamos cuatro chicos preseleccionados para el papel después de cinco meses de casting. Apareció y nos deslumbró, dejó a todos llorando en la audición.

 

¿Cómo llegaron al casting del resto de los actores (Leticia Bredicce, Luis Machín, Germán Palacios)?

Leticia fue la primera en aparecer apenas el guión fue terminado. Se lo acerqué y le encantó. Germán apareció también unos meses antes de empezar a rodar y Luis Machín, de una breve pero certera aparición, fue el último de los actores cuando ya estábamos filmando.

 

Vos tenés una trayectoria muy importante en videoclips, trabajaste con bandas muy conocidas y sos un referente estético ¿Qué dificultades y que sorpresas gratas encontraste al pasar del clip al tu ópera prima de largometraje?

Fueron muchas sorpresas gratas. Me sentí muy cómodo y centrado filmando muchos días seguidos. Tenía todo ya masticado y fue un trabajo de concentración y determinación. Los clips me dieron mucha cancha y no tenía temores ni dudas. Lo más desafiante y difícil fue dirigir actores, con diálogos y escenas jugadas. Me llevo un gran aprendizaje.

 

¿Sentís que tu trayectoria en los clips te ayudó en lo estético o en lo práctico?

Absolutamente. Me ayudó a no dudar, a ser fiel a mi idea original de representar el mundo adolescente desde la Mirada de una adolescente. Además ser el líder de un equipo de filmación era algo que ya tenía en mis venas.

 

Un Viaje a la Luna tiene elementos de ciencia ficción y recupera un género que no es muy trabajado en Argentina. ¿Era claro desde un primer momento que querías esto o fue surgiendo en la escritura del guión?

Fue surgiendo. Necesitaba que la visión de delirio fuera extrema. Si no me la jugaba ahí, no lo iba a hacer nunca. El guión es mucho menos arriesgado que la película. Muchos de los actores la entendieron recién cuando la filmaban o incluso cuando la vieron por primera vez. Es una película sin género definido. Hay gente que dice que es un drama, otros la llaman comedia, coming of age, etc. Yo le pongo el rótulo de fantasia adolescente.

¿Hay elementos autorreferenciales en la película?

Siempre pero no son obvios. Yo nunca tome medicamentos psicoactivos ni tuve un padre ausente, ni una madre rompebolas, ni era introvertido. Pero si tuve una preadolescencia con muchas dudas, repetí un año, tenía un mundo fantasioso gigante. Es una película que me define y representa.

 

¿Quién distribuye Un Viaje a La Luna?

Cinetren es la distribuidora de la película.

 

¿Se viene otra ficción larga?

Sí, estoy terminando de escribir un largo mucho más duro. Un thriller psicológico que sucede en una lavadero de ropa solamente con tres personajes.

Antonella Defranza

antodefranza@gmail.com

Entrevista a Joaquín Cambre