Entrevista a Dora Schoj y Nacho De Paoli, directores de Teteras

Mauro Lukasievicz 2 - Noviembre - 2017 -Entrevistas- Foco: 4to Asterisco Festival Internacional de Cine LGBTIQ.

 

 

¿Cómo surgió la idea para realizar un cortometraje documental sobre un tema que aun hoy es poco conocido para la sociedad en general?

 Nacho: Hace dos años que descubrí el mundo de las ‘Teteras’. Navegando en la web me encontré con un blog llamado ‘Nosotros y los baños’ que me llamó fuertemente la atención y decidí investigar, hasta el momento yo conocía el universo del ‘cruising’, que se trata de sexo ocasional en lugares públicos, pero en este blog conocí por primera vez el término ´Teteras´ o ‘Tearoom’ (en inglés), que se trataba de sexo pero específicamente en baños públicos. En este blog, personas de modo anónimo publican relatos de situaciones reales acontecidas en baños públicos de la Capital Federal.
Así fue como una cosa me llevó a la otra y comentando sobre el tema con una amiga me cuenta sobre un libro llamado ‘Fiestas, baños y exilios’ de los escritores Alejandro Modarelli y Flavio Raspisardi, en el que, entre otras cosas, se recopilan testimonios sobre los gays de Buenos Aires en la última dictadura militar, una época marcada por la represión y la clandestinidad.
Fue entonces que entendí, que mas allá del morbo o fetiche que se pueda experimentar al tener sexo en un baño público, esa práctica sexual , en ese contexto en particular albergaba un sentido mas profundo y ese fue el punto de partida para pensar en las teteras como un espacio de sociabilización, cosa que no sucede hoy en día.
Comenzando el 2017, me reúno con la otra Directora y la Montajista del proyecto para comentarles la idea, amabas se sintieron muy atraídas por ésta y de a poco comenzamos a darle forma. Llegado el momento de un nuevo inicio de cursada, bajo la excusa del primer trabajo práctico de la asignatura Diseño Audiovisual II de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA nos propusimos concretar ´Teteras’, ya con el ok del equipo completo la idea inicial comienza a tomar forma hasta convertirse en la pieza audiovisual que es hoy.

Dora: Teníamos que realizar un documental para la universidad y Nacho ya venía pensando en tratar el tema de las teteras. A mí me encantó la idea de visibilizar algo que nosotros dos quizás conocemos más de cerca, por experiencias propias o de amigos, pero que mucha gente no tiene idea. Pasamos mucho tiempo pensando desde dónde encarar el tema para no recaer solo en el morbo, así que comenzamos una investigación acerca de dónde surge esta “práctica”, y ahí fue que nos pareció interesante anclarlo en la época de la dictadura, donde cobraba un nuevo sentido para nosotros.

 

¿Cómo fue la sociedad en la dirección? ¿Delimitaron tareas o fue todo consensuado?

Nacho: En lo personal soy una persona bastante insegura y guiar a todo un equipo durante la realización de este proyecto me generaba un gran temor, de ahí surge la idea de co-dirigir este corto con Dora, quien estaba sumergida en la idea y en el proyecto tanto como yo, sabía que co-dirigir este corto con ella iba a ser la clave para concretar de la mejor manera la idea que teníamos pensada.
Durante la realización de ‘Teteras’ cada una de las decisiones que fuimos tomando fueron consensuadas entre ambos y así mismo con el resto del grupo, ya que sabíamos que para lograr lo que estábamos buscando era necesaria una fuerte comunicación entre todas las áreas, por este motivo tuvimos infinidad de reuniones en donde el proyecto fue mutando y reinventándose hasta consolidarse y convertirse en lo que es hoy.

Dora: Además de compañeros de facultad somos amigos, y a los dos nos entusiasmaba mucho el proyecto, así que intentamos consensuar todas las decisiones. Nos íbamos apoyando, cuando a uno le costaba tomar cierta decisión el otro tomaba las riendas. Incluso en la etapa de montaje, nos reunimos los dos con la montajista para ponernos de acuerdo en los cambios que se iban dando. El documental se fue reescribiendo constantemente y madurando.

 

¿Por qué factores y por que creen, como cuentan los entrevistados en Teteras, que se fue perdiendo con el paso del tiempo el uso de espacios públicos para tener relaciones ocasionales?

Nacho: En realidad no es que se haya perdido el uso de espacios públicos para tener relaciones ocasionales, de hecho siguen existiendo y se sigue haciendo, lo que si cambia con el paso del tiempo es el valor y la significación que esa práctica sexual adquiere. `Teteras` está anclado bajo un contexto de dictadura militar, en donde los baños eran centros de sociabilización entre homosexuales, lugares, como dice Alejandro Modarelli, “privilegiados para el sexo”, en una época donde la represión, el miedo y la clandestinidad estaban latentes. Es por eso que las teteras adquieren un valor y un significado mayor bajo ese contexto y no en la actualidad, donde la homosexualidad está mas visibilizada y donde existen infinidad de medios de sociabilización.

Dora: Creo que lo que cambió fue la manera en que se dan esos encuentros. En un contexto de mayor opresión las teteras eran un lugar de resistencia, de escape a la norma y de anonimato. Hoy en día el sexo en baños probablemente esté más instalado como un morbo, ya que hay mayor visibilización y tolerancia en torno al colectivo LGBT y las redes sociales abren un mundo nuevo en cuanto a formas de sociabilización.


¿Cómo fue el proceso para la recopilación de las entrevistas?

Nacho: El proceso de recopilación de las entrevistas fue bastante extenso y es a través de esta instancia que consolidamos la información y le dimos una estructura al corto. La primer persona a la que entrevistamos fue a Pietro Salemme, dueño de la Biblioteca LGTBI Oscar Hermes Villordo, Pietro nos abrió mucho el panorama acerca de las teteras en general pero también en época de dictadura y nos dio acceso a ciertos archivos de la época que sirvieron para contextualizarnos. A través de el, dimos con Marcelo Ferreyra, un trabajador en derechos humanos sexuales y reproductivos, quien nos contó su experiencia en particular con las teteras y trajo nueva y fresca información a lo que veníamos recopilando hasta el momento. Como la idea surge en gran parte de a través de la lectura del libro ‘Fiestas, baños y exilio’, nos parecía clave entrevistar a Alejandro Modarelli, escritor del libro, y que éste forme parte de manera activa dentro del corto. Alejandro fue y es una pieza esencial en el proyecto, ya que es una persona rica tanto en contenido teórico como en experiencia personal. Por último, la entrevista con Pablo Castro Videla fue toda una sorpresa, ya que en el proceso de realización, habiendo entrevistado a unas cuantas personas nos dimos cuenta que nos faltaba algo, y que ese algo tenía que ver con la experiencia personal, con lo carnal, con una mirada menos analítica del universo de las ´teteras´; de esta manera llega Pablo al proyecto, lo contactamos a través del blog ´Nosotros y los baños´, blog en el que hasta el momento participaba activamente e inmediatamente nos dio el ok para participar del proyecto. Resumiendo lo anterior se puede decir que en la realización de las entrevistas está lo rico del documental, la esencia está puesta en la palabra que es a la vez atravesada por el cuerpo.

Dora: El proceso de investigación fue lo que nos llevó más tiempo, hubo mucha búsqueda por internet y luego varias reuniones con distintas personas que nos iban aportando información sobre el tema desde distintas ópticas. Lamentablemente, no pudimos incluir a todos por una cuestión de duración, tuvimos que dejar fuera testimonios muy interesantes como el de Marcelo Ferreyra. Un punto clave fue el libro “Fiestas, baños y exilios”, de Alejandro Modarelli, quien hizo una profunda investigación sobre el tema.

 

¿Qué directores les sirven de inspiración?

Nacho. En el caso particular de ‘Teteras’ nuestra gran musa inspiradora fue ‘Paris is burning’, un documental del año 1991 dirigido por Jennie Livingston que retrata el movimiento conocido como “ball culture” en la ciudad de New York de la década de los 80’. Esta pieza audiovisual nos ayudó mucho para descubrir la estética que queríamos representar en el corto y encontrar la manera de cómo llevarlo a cabo.
Así mismo piezas como `Before you know it’ de PJ Raval, ‘The end of cruising’ de los directores Antony Hickling, Charles Lum, Xavier Stentz, Todd Verow y ‘Los amores imaginarios’ de Xavier Dolan han sido de gran inspiración para la realización del documental.

Dora: El documental “Paris is burning” para nosotros fue revelador, tanto por la estética como por la manera en que el director se va introduciendo en el mundo que está retratando. Cuando ves esa película sentís el respeto y la intimidad que hay entre la cámara y las personas que retrata, nosotros queríamos lograr eso.

 

¿Se encuentran trabajando en otros proyectos?

Nacho: Hoy en día con el mismo equipo completo con el que realizamos ‘Teteras’ nos encontramos trabajando en un nuevo proyecto pero esta vez de ficción, dicho proyecto se llevará acabo los dos primeros fines de semana de Noviembre. En mi caso particular ahora me toca dejar la dirección y abocarme a la Producción del nuevo proyecto, lo que representa un nuevo desafío y una nueva experiencia.

Dora: Con el mismo equipo que realizamos `Teteras` ahora nos encontramos en la etapa de producción de un cortometraje de ficción. Nacho realiza la producción y yo me encargo del guión y el sonido. 

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

Entrevista a Dora Schoj y Nacho De Paoli