Soy lo que quise ser, historia de un joven de 90 (2018), de Betina Casanova y Mariana Scarone

12 junio - 2019. Por: Mercedes Orden - Críticas

"José, el memorioso"

En Cinéfilos y cinefilia (la marca editora, 2012) Laurent Jullier y Jean-Marc Leveratto plantean:

“El amor al cine, al igual que el amor en general, es inseparable de las pruebas de amor. El cinéfilo no es simplemente alguien que va al cine; es una persona que ama particularmente al cine, que defiende el cine que ama y , de esta manera, nos confirma que devuelve al cine el amor que éste le dio”.

Quizá sea esa una base desde la cual se pueda escribir este texto sobre Soy lo que quise ser, historia de un joven de 90. Allí nos encontramos con el protagonista de este documental biográfico, José Martínez Suárez quien acepta la propuesta de las directoras Betina Casanova y Mariana Scarone para hacer un repaso por las diferentes facetas de su vida: ayudante de dirección, presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, maestro, director, padre, abuelo, hermano de Mirtha Legrand y Goldie, hincha de Racing, oriundo de Villa Cañás y, claro, cinéfilo.

La relación de este hombre con el cine no puede explicarse si no es desde el amor.  Uno que comenzó cuando se sentaba junto a sus hermanas a esperar que comience la función de su pueblo, y que siguió erigiéndose mientras se escabullía en un estudio de filmación, algo que le permitió de forma directa, convertirse en ayudante e indirecta -valga la redundancia- en director, debutando con El crack en el año 1960.

Diversos testimonios van armando el hilo de este relato. Fernando Martín Peña, Manuel Antín, Luis Alposta, Dora Baret, Lucio Checcacci, Mario Gallina,Clara Gualtieri, Sebastián Hermida, Alejandro Magnone, María Fernanda Martínez Suárez, Pablo Moret confirman tanto el reconocimiento como el afecto no sólo de su círculo cercano sino también de sus colegas. José es hablado por ellos pero también por las películas y la música. Por sus chistes. Por el himno de Villa Cañás. Por los viajes en colectivo y en taxi, los recorridos a pie por las calles porteñas. Por su presencia continua en el Festival de Cine de Mar del Plata y por los cafés notables donde ahora se sienta a contar anécdotas y dar su punto de vista.

A pesar de su resistencia al término “maestro”-explicando que esos fueron quienes le enseñaron a él- este documental es también una especie de lección, en la cual aparecen citas a sus directores preferidos,  como así también sus propias interpretaciones no sólo respecto al cine en general, sino también, por ejemplo, acerca de la importancia de un festival, al afirmar que sólo es positivo si cumple dos condiciones “que sirva al país y que sirva al cine”.

feature-top

Soy lo que quise ser encuentra a este hombre que se define como un espectador de cine, a sus noventa años, trabajando por lo que quiso y quiere. Una vida pensada en torno al cine que fue cobrando diferentes recorridos y que ahora el protagonista recupera a partir de una memoria elogiosa.
Las directoras llevan a cabo su retrato poniendo en cuadro el detrás de cámara -observamos el guion, los micrófonos, la repetición de tomas- mientras generan un lazo de complicidad con el espectador, algo que parece ser también lo que José quiere. Una invitación que nos hace para mostrar cómo le gustaría que sea contada su vida y donde nada de lo que el documental exhibe parece estar puesto al azar -ni sus caprichos acerca de cómo debería ser filmada una escena, ni sus chistes, ni sus comentarios acerca de la belleza de las mujeres- sino parte de lo que, una vez más, su protagonista quiso. Ya que sus decisiones, claro, tienen peso y entonces, que se note.⚫

feature-top

Titulo: Soy lo que quise ser, historia de un joven de 90

Año: 2018

País: Argentina

Director: Betina Casanova y Mariana Scarone