Malogro (2019), de Moira Lacowicz

"Ritmo incesante"

Una antigua radio comienza su transmisión con un esquizofrénico jazz de fondo. El disparo de salida se impone por sobre el griterío del público asistente y atletas de distintos deportes comienzan a correr, a saltar, a nadar, a patinar. Estamos frente a unas filmaciones de competencias olímpicas que han sido intervenidas con químicos corrosivos, en la nueva obra de Moira Lacowicz, Malogro.

feature-top

Los platillos de la batería generan un ritmo incesante, cambiante, que crece y crece cada vez más. El bajo recorre una serie de notas que sirven de base al pianista para su improvisación, mientras hombres y mujeres luchan contra sus propias fuerzas para llegar a la meta, a la línea de llegada, que les permitirá alcanzar su sueño o su frustración. Un hombre se arroja al agua y se convierte en un animal marino, otros lanzan pesadas pelotas al aire y se convierten así en héroes de su nación. Dos luchadores se encuentran en un ring y sus golpes se confunden con la percusión del baterista que acelera el ritmo para que la trompeta concluya su compás y dé paso a una nueva improvisación. La imagen cambia, se desvanece, se corrompe, se destruye. Las figuras en el cuadro se comienzan a independizar y toman una nueva forma, se renuevan y reinventan. Las rupturas y sucesiones, los ensambles y asociaciones crean un nuevo mundo. Más allá de la música, más allá de los hombres y las mujeres que corren y luchan tras su sueño, la imagen que los ha registrado se emancipa y se vuelve así una nueva invención⚫

feature-top

Titulo: Malogro

Año: 2019

País: Argentina

Director: Moira Lacowicz