"El suspenso de la intimidad"

En Las alturas la narración casi no existe, porque el director parece más querer mostrar un momento que contar una historia.  Una intención más evidente de dejar inconcluso lo que se abre y que así tampoco el espectador pueda concluir más allá de lo que ve y escucha.

Por otro lado, quizás lo más notable del corto es que en tan breve tiempo Brichetti se anima a jugar con el suspenso cuando nada de eso es esperable. Y, aunque breve, funciona.

Al comienzo vemos a una mujer joven y atractiva adentro de su coche que se encuentra estacionado en un lugar descampado. Fuma, avisa a alguien en un diálogo telefónico que está retrasada, luego sale de su coche y sigue fumando y al rato se adentra en el bosque contigüo.  Allí, una acción demasiado impredecible abre un momento de suspenso y de cierta oscuridad (a pesar de que en el corto es de día),  ligado a la cercanía con la muerte en la intimidad de la protagonista. Y las incógnitas sobre lo que sucederá se hacen cada vez más presentes.

feature-top

El descampado, el vacío, la soledad, la ausencia de diálogo en casi todo el film permiten el clima deseado. Ya cerca del final todo parece volver a la “normalidad”, y la protagonista podría ser “normal” como cualquier personaje cercano al costumbrismo. Aunque ya no es la misma mujer que creíamos al principio.

La interrupción de la “normalidad” es el juego de Brichetti para armar una escasa pero inquietante trama que abre algunas preguntas sobre el deseo y el placer en las personas⚫

feature-top

Titulo: Las alturas

Año: 2019

País: Argentina

Director: Bruno Brichetti