La culpa (2018), de Jesús Alves

Sin retorno

En el medio de una ruta descampada un hombre desnudo huye golpeado en una camioneta, dejando atrás a alguien que lo persigue. Pero su huída se ve frustrada cuando otra persona se para frente al vehículo, él desciende y le disparan. La siguiente imagen es la de una casa que se ve a lo lejos en un ambiente rural. Por la ventana vemos que hay gente, alguien sale, alguien entra, una mujer desnuda sale llorando, y gritos, y otra mujer sale angustiada. Volvemos a la ruta y al auto, ahora quien conduce es una mujer.

La temporalidad del relato es incierta, los personajes son apenas identificables como tales, y es difícil entender qué está pasando. Un plano fijo de más de cinco minutos de una casa en el medio de la noche  mantiene al espectador en la incertidumbre: quiénes habitan ese lugar que lo que menos parece es un hogar, por qué salen o entran. Nada es audible o visible, y la intuición es lo que termina por producir sentido a un relato que necesita de alguien dispuesto a ver y escuchar poco, lo necesario tal vez.


feature-top

Hay venganza en este corto, hay violencia, hay miedo, hay dolor. El contexto para dar sentido a un relato ordenado está difuso a propósito. Pero, aunque poco sepamos, la mujer claramente aparece como víctima. El final tiene algo de iluminador y mucha potencia sobre qué rol asume la mujer. Quizás por eso no hace falta saber quién es cada uno, sino identificar sólo un rol. El corto de Jesús Alves tiene algo de arriesgado en su modo de contar, pero con esa impronta sugerente de su relato intenta también hablar de cine: sobre eso que llamamos silencio y no lo es, o la necesidad de ver cuando algo se nos oculta. Toda esa tensión es la que pone en juego La culpa, y aunque algo crípticamente, esa forma funciona, generando interrogantes aún llegado el final⚫

feature-top

Titulo: La culpa

Año: 2018

País: Argentina

Director: Jesús Alves