Ituzaingó V3rit4 (2019) de Raúl Perrone

Perrone y el cristal

Las películas de Raúl Perrone constituyen desde hace años una única gran obra. Un cristal facetado que presenta una nueva arista de sus recurrencias y reiteraciones. Cada película es una nueva posibilidad de experimentación, encierra un nuevo desafío personal y una oportunidad para revisar la historia del cine.

Ituzaingo v3rit4 no es la excepción. Perrone vuelve al uso del blanco y negro con gran contraste y sombras pronunciadas. Cada sombra parece encerrar un misterio. Pero los personajes que habitan las calles de Ituzaingó no están cercanos al misterio, todo en ellos es explicito, todo es superficial, todo es pose. De esta manera Perrone hace una crítica, por momentos caricaturesca, de la frivolidad en el mundo del cine, incluso del cine independiente al cual pertenece. Esa irreverencia parece un tanto calculada ya que sus películas siempre son proyectadas en festivales y funciona como un guiño al espectador. Este grupo de amigos con pretensiones artísticas está atravesado por el uso de la tecnología, por la necesidad de autorepresnetarse constantemente incluso en las situaciones más trágicas. El director saca provecho estético de las luces de flashes y de selfies que amplían el cuadro al mismo tiempo que combate con ellas. En esta oportunidad el eje está corrido de la representación de jóvenes que es habitual en su cine para centrarse en una “elite”- o un grupo con aspiraciones a serlo- de artistas e intelectuales con serios problemas para comunicarse con el otro.


feature-top

En películas anteriores Perrone había experimentado con la estética del cine mudo, a la cual le ha sacado enorme provecho en películas como Favula (2014). En esta oportunidad se sumerge en la década del 60, de los nuevos cines, en particular del cine italiano. Con referencia directa y constante a Pier Paolo Pasolini y con escenas que remiten a la La dolce vita de Federico Fellini. Las largas fiestas que tenían lugar entre la elite de Roma ahora ocurren en un barrio del conurbano bonaerense. Estas citas o recurrencias también se ven reflejadas en el plano formal, a través de los encuadres y la composición dentro del plano.

Desde el comienzo queda establecida cierta atemporalidad, se combina con soltura lo viejo y lo nuevo, las vestimentas y autos de la década del 60 con la tecnología del siglo XXI. Es muy significativa la secuencia inicial donde se presenta por primera vez la convivencia de estos dos mundos, los personajes están en la vereda de una confitería rodeados de un toldo transparente. Perrone logra que un elemento tan banal resulte poético y funcione como telón de lo que será su película, al mismo tiempo que separa virtualmente a sus personajes- que parecen estar dentro de una burbuja- del resto de los habitantes de Ituzaingó.

Sin embargo, la libertad y frescura que había logrado en películas anteriores como Ragazzi (2014) donde todo tendía a ampliar los limites del cuadro, y por momentos la imagen parecía lograr escapar de los bordes tan delimitados propios de la pantalla de cine, en esta oportunidad la película parce más cerrada sobre sí misma, la cita y la intertextualidad condiciona la imagen y la vuelve más estática. En cambio, es el sonido el que tiende a tensionar los límites. La libertad en la banda de sonido que se escapa del realismo forma parte de la búsqueda estética del director, combinando distintas capas de sonido y fusionando diversos estilos musicales.

Cada película de Perrone es en definitiva un manifiesto implícito de lo que es el cine y de la necesidad de revisar su historia. Ituzaingo v3rit4 es quizás la película en donde ese manifiesto se hace explícito. En una secuencia a color que fácilmente puede separarse del resto de la película y mediante el uso de subtítulos- una marca personal de su estilo- el director genera el espacio para declarar sus principios, para tomar posición. Esta secuencia funciona como un comentario donde la voz del autor se hace aún más audible.

El cine de Perrone es un cine que tiende a abrir, a explorar nuevas posibilidades, a establecer diálogos y continuidades con su historia. Perrone continúa trabajando en un corpus de obra absolutamente genuino y coherente. Cada película viene a confirmar el amor que profesa por el cine, la prueba es una vida entera dedicada al quehacer cinematográfico⚫

feature-top

Titulo: Ituzaingó V3rit4

Año: 2019

País: Argentina

Director: Raúl Perrone