Hasta la muer7 (2019), de Raul Perrone

Fantasmas de Ituzaingó

Un cineasta prolífico como Raúl Perrone esta vez se despacha con Hasta la muert7, con su sello de antiautor característico que lo centra nuevamente en su eje neurálgico de producción. El relato documental le sirve al realizador para retratar la historia de un matrimonio que polula por el centro de Ituzaingó, dos “trapitos”, como suele señalar el clasemedista a quienes por pocas monedas se encargan del estacionamiento público en las calles de las ciudades.

María y Bonifacio son una pareja que a pesar de las falencias económicas siguen adelante, changuito y bolsas en mano, esperando un mejor pasar y una vida menos austera. Rostros curtidos por el frío, pelos desordenados, ropas sucias, circunferencias amplias (probablemente por la mala alimentación) y mucha calle, demasiada capaz. Distintas escenas de su vida cotidiana componen el largometraje que a través de un iris particular entremezcla imágenes de lo televisivo y lo cinematográfico a fin de acercarse un poco a sus vidas, observar sus rituales y sus pequeños momentos de goce. El tema ochentoso Lady in red de Chris de Burgh se convierte en la banda sonora que sintetiza su comunión de amor, dos compañeros de vida que bailan, se besan y abrazan como adolescentes enamorados. De esas escenas pregnantes que el cine regala.

feature-top

Como hiciera con su trilogía compuesta por Labios de Churrasco (1994), Graciadio’ (1997) y 5 pal’ peso (1998) y como señala Jens Andermann en Nuevo cine argentino (2015) “recupera sus efectos políticos, no tanto como una crítica de la desigualdad de las redes globales de producción y distribución, sino más como una forma de abrir dentro del propio cine argentino ‘un espacio marginal’ liberado de la política testimonial del cine de la transición. Nicolás Bermúdez señala acertadamente la carga política que tiene el presente diegético de la trilogía, con 1994 – año de la reelección presidencial de Carlos Menen – marcando el auge especulativo y privatizador de la economía nacional”. Datos no menores a la hora de repensar el documental de Perrone desde una mirada socio-política que se enmarca en otro momento económico crucial, que aún sufriendo coletazos de aquellos tiempos nefastos se suma a las actuales consecuencias del macrismo. En el mes de julio falleció un señor en situación de calle a pocas cuadras de la Casa Rosada. Las bajas temperaturas precipitaron su fin, señalaron fríamente los medios hegemónicos y asimismo informaron que “le ofrecieron ser trasladado a un parador para no dormir en la vía pública pero lo rechazó belicosamente” endilgándole así la culpa a la propia víctima de tamaña desgracia como un Poncio Pilatos posmoderno que a cambio de un rédito monetario suculento lava las culpas de quienes debieran ocuparse del bienestar social de todos y todas. Otro fantasma de la gran urbe, otra vida invisibilizada que solo la tragedia coloca en el centro de la tormenta a la hora de marcar y remarcar con cierta sorpresa y amarillismo la realidad de tantas  (y cada vez más) personas con nombres propios, historias y pesares que son olvidadas a diario por las políticas de ajuste que azotan por estas latitudes. Realidades como las enmarcadas por la pantalla de Hasta la muert7 en la que Perrone toma una vez más la posta, desde una mirada amorosa y poética, para hacer de estos sujetos los protagonistas de una sucesión de imágenes que interpelan desde lo sensible y desde una plasticidad cinematográfica en que María y Bonifacio abandonan sus trajes de fanstasmas para convertirse en reales motores del relato y de la historia⚫

feature-top

Titulo: Hasta la muer7

Año: 2019

País: Argentina

Director: Raul Perrone