26 mayo - 2019. Por: Rocío Molina Biasone - Críticas

"Fuck You cine sexista."

Hay algo verdaderamente extraño en escuchar a una mujer hablar, hablar en serio, en una película. No nos damos cuenta de esto hasta que nos sentamos frente a la pantalla, y vemos un filme en el que las mujeres hablan, como hablan en la vida real, que hablan entre ellas, sin hacer mención a ningún hombre, sin palabras de enamoramiento, sin timidez. Esta sensación de extrañeza es lo que ocurre al ver Fuck You Jessica Blair, una película tan millennial como los protagonistas y los diálogos, una película millennial y burguesa, es verdad, mas sin presencia alguna de celulares, de calles de ciudad, de cafés para llevar o de escenas de sexo.

Vagamente puesta dentro la bolsa del género coming of age, la película habla sobre transiciones, sobre cambios más no del antes y del después, sino de ese proceso intermedio e indefinido, como si el devenir fuera inmortalizado en unas escenas de diálogo que en ningún momento resultan densas. Se le dice coming of age sin meditarlo a cualquier película que hable de una crisis de identidad, de búsquedas interiores, y cuyos protagonistas sean jóvenes. Pero en Fuck You Jessica Blair las crisis identitarias no tienen que ver meramente con la edad, pues son múltiples y diversas para cada quién. Cuatro son los personajes, dos varones y dos mujeres, y tres de ellos están en plena transición, aunque de qué a qué no saben bien decirlo, y es esto lo que los asusta.

No es casual, entonces, que la película misma se desarrolle en un paisaje montañoso, algo verde, pero a la vez semidesértico. Se menciona Tel Aviv, se menciona Israel, pues es donde estamos, pero nada del paisaje nos lo delata: podría ser un lugar cualquiera. Este lugar cualquiera sirve de escenario a debates y problemas que no le son únicos a israelíes o a estadounidenses, a veinteañeros o quienes entraron en la treintena, a mujeres o a varones. Las cuestiones de quién soy y qué voy a hacer no conocen límite de edad, género, orientación sexual o nacionalidad, y eso hace que los cuatro protagonistas del filme de Karni Haneman nos resulten tan simpáticos como cercanos. 

feature-top

Tal vez uno de los mayores méritos de esta película esté en su poder de establecer los conflictos a través de diálogos constantes así como de las expresiones y movimientos de los personajes mientras interactúan. Más aún, lo increíble es la forma en que Haneman logra hacer una película entera que tiene como raíz un conflicto interior, personal, de uno de los protagonistas, que no se develará hasta el final, y que se mantiene casi perfectamente invisible por la mayor parte de la historia. 

No hay intención psicoanalítica, ni intención alguna de buscar que las crisis a las que se enfrentan los protagonistas sean tremendamente complejas o intrincadas: todos entendemos lo que es no sentirse parte de su hogar, no querer dejar atrás la juventud, temer el distanciamiento con una amiga, o tener pavor ante la idea de un amor no correspondido. Conversaciones sinceras y divertidas, interacciones que poco tienen de motivo ulterior, o de tramas amorosas, son elementos que no solemos ver en películas con mujeres protagonistas: a veces hace falta la cabeza de una mujer para entender que, a menudo, la mejor forma de construir personajes femeninos complejos e interesantes es tratar de construir personajes complejos e interesantes que sean mujeres⚫

feature-top

Titulo: Fuck You Jessica Blair

Año: 2017

País: Israel

Director: Karni Haneman