El Panelista (2019), de Juan Manuel Repetto

Desafiar el imaginario de una sociedad

Juan Manuel Repetto presenta su segundo largometraje El Panelista, luego de su Ópera prima Fausto también, donde ya se acercaba al mundo de las capacidades diferentes a través de personajes que desafían el imaginario de una sociedad que parece adaptada, pero que en verdad no está preparada para poder cumplir con ellxs.

El Panelista se desarrolla entre dos lugares principales: el Instituto para ciegos llamado Román Rosell donde vive Carlos, que es el lugar en el que se desarrolla como padre y marido, y el INTI, donde se desarrolla laboralmente como Coordinador y Catador de alimentos en un laboratorio de investigación. Carlos es no vidente desde la escuela primaria, debido a un golpe que le provocó la ceguera. Su compañera también es no vidente, pero juntos tuvieron cinco hijos con los que llevan una vida plena. La ceguera de Carlos no ha evitado que pueda amar, hacer deportes, viajar solo en colectivo y trabajar en un espacio creado especialmente para personas no videntes o con limitaciones de la visión. Este laboratorio valora la capacidad sensorial del gusto y el olfato, haciendo que el hecho de no ver no sea un impedimento sino por el contrario, sea algo de algún modo necesario. 

feature-top

En el marco de la rutina que muestra la vida de Carlos y su adaptación a las calles, las autopistas y las rutas, se desarrolla un conflicto al llegar al laboratorio dos mujeres más jóvenes que conservan una parte de su visión y, por ende, terminan siendo más ágiles en el trabajo de coordinación. Lo que parecía ser prescindible, ahora toma otro sentido. Esta situación pone a Carlos en un lugar incómodo, donde luego de muchos años ve afectada su tarea y por supuesto su autoestima, transitando en paralelo un sueño recurrente que tiene que ver con un momento traumático del pasado donde uno de sus hijos casi pierde la vida y del cual se siente responsable por no haberlo podido “ver”. En afán de recuperarse y recuperar la relación con su hijo, planean un viaje en bicicleta de cuatro horas a Luján, una especie de viaje iniciático donde sentir será lo más importante.

La historia de Carlos es la historia de muchas personas de nuestro país que son capaces de infinidad de tareas, pero que se ven incapacitadas simplemente porque la sociedad en ese lugar las pone. El contraste entre su rol familiar y el rol laboral, donde de una forma u otra se hace notar en algún momento su ceguera, hace al mismo tiempo que podamos comprender que la capacidad siempre tiene que ver con un marco de posibilidades. Uno puede no ser capaz de muchas cosas, teniendo sin embargo la totalidad de los sentidos⚫

feature-top

Titulo: El panelista

Año: 2019

País: Argentina

Director: Juan Manuel Repetto