El cuerpo del escándalo (2019), de Yamila Pérez Pinard

Te doy mi carne

Con la leyenda “este documental contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad” comienza El cuerpo del escándalo. Un film acerca de Natacha Voliakovsky, un cortometraje de Yamila Pérez Pinard en el que a través de la obra de la artista se exploran los límites difusos entre el arte y lo real.

El cuerpo humano como fuente de producción y exhibición artística se evidencia audiovisualmente a través de una correlación de imágenes donde abundan los primeros planos para dar cuenta del proceso creativo e ideológico que conlleva la obra de su creadora. Asimismo, en una serie de escenas superpuestas a la voz de la artista se interpreta una suerte de manifiesto donde lo abyecto abandona el extrañamiento para volverse obra exhibida a través de la performance. Un procedimiento quirúrgico extrae pequeños trozos de carne de Natacha que serán el fruto desplegado en la representación final, procedimiento que encuentra paralelismos con el trabajo de su padre peletero y la singular labor de tomar partes de un cuerpo y transformarlas.

El filósofo contemporáneo Nelson Goodman en Maneras de hacer mundos (1990) invierte la pregunta ¿qué es el arte? por ¿cuándo hay arte? para reflexionar que “la manera en que funciona una obra o un suceso puede explicar cómo, por medio de ciertos modos de referencia, lo que así funciona puede contribuir a la concepción y la construcción de un mundo”. Esto mismo expone el documental a la hora de explicitar por medio de la voz en off de la autora el mundo concebido a través de su cuerpo haciendo del mismo su territorio de exploración y exposición. Un mundo creativo que plaga los diez minutos del documental.

feature-top

Como hiciera la artista rosarina Nicola Constantino en su obra Savon de corps quien con su grasa lipoaspirada elaboró jabones que fueron colocados en exhibidores de mármol de Carrara delatando así los cánones de belleza impuestos sobre las mujeres, de manera similar, Natacha Voliakovsky y en sintonía con este estilo de arte provocador, invita a los espectadores de su muestra a degustar su propia carne cocida como convite antropofágico. Experiencia particular y efímera que soslaya el cosmos de su hacedora.

Escandalizar es tarea ardua en un mundo tan anestesiado y veloz como el presente. El cuerpo, específicamente el cuerpo femenino, ha ganado espesor semántico, ante todo, con tantos movimientos que bregan por la igualdad de género. Sin embargo, la tarea es compleja y diaria a la hora de sedimentar semejante cambio de paradigma y el arte siempre es la vía para acompañar ese proceso y generar reales cambios, y escandalizar a más de una mente obtusa. Y esta es la propuesta más interesante de El cuerpo del escándalo. Un film acerca de Natacha Voliakovsky donde el audiovisual posa su foco sobre el despliegue performático de Natacha para discutir sobre los márgenes a veces difusos entre lo real y lo artístico y sobre la libertad de los cuerpos femeninos⚫

feature-top

Titulo: El cuerpo del escándalo

Año: 2019

País: Argentina

Director: Yamila Pérez Pinard