Djamilia (2018), de Aminatou Echard

29 julio - 2019. Por: Ian Quintana - Críticas

"Voz de mujer"

En Kirguistán, un país del Asia Central, es frecuente realizar la práctica del rapto de novias. Siendo ilegal en la actualidad esta forma de matrimonio por secuestro sigue dándose en el país y consiste en la captura por parte de un hombre de una mujer que desee con la intención de casarse con ella. No existe consentimiento ni aprobación alguna y los efectos del acto suelen ser embarazos no deseados, abuso físico y violaciones. Este antecedente del país asiático permite entender la cultura represiva  y la sociedad conservadora que rodea a las mujeres que viven allí.

A partir de esta conocida tradición del país, el autor Chingiz Aytamatov, en 1958, escribe la historia de Jamila, una niña sincera e inocente que es secuestrada por un hombre que decide casarse con ella, pero al cual Jamila no ama. Se desata la guerra en el país y el esposo debe partir al frente dejando sola a Jamila. En su ausencia, ella se enamora de un nuevo hombre, Daniar, y decide escaparse con él. Violando así todas las normas y tradiciones, ante la conservadora mirada de sus pares y buscando su deseo de felicidad, Jamila se escapa con un hombre al que ama y no la vuelven a ver.

feature-top

La historia de Jamila se ha convertido hoy en una leyenda e inspira a las mujeres de Kirguistán para que tomen una posición de poder y se impongan ante la desigualdad de género. Personaje emblemático de la cultura kirguís, muchas mujeres aceptan y alaban sus actos, mientras que otras entienden y tachan la historia de inmoral. A todas las atraviesa la actitud de Jamila, marcando así un antecedente y transformándose en un símbolo de la lucha por los derechos de la mujer.

A partir de esta historia, Aminatou Echard abre la voz de decenas de mujeres de distintas generaciones para que puedan expresar sus frustraciones, esperanzas y sentimientos en el matrimonio, en el amor y en la libertad personal. Su película expone a través de un tratamiento delicado y poético las inquietudes que viven estas mujeres, que deben atravesar la cultura kirguís al igual que lo hizo Jamila y allí encontrar su felicidad. Nacen así relatos honestos y directos, cargados de amor y romance, pero también de desgracias y sufrimientos. En todos ellos se reflejan las dificultades que atraviesan las mujeres para alcanzar sus objetivos en la vida cotidiana en un país que las reprime y castiga.

Filmado en Super 8 y con un delicado trabajo de encuadre y fotografía, el film de Aminatou Echard propone una mirada honesta a la situación actual de las mujeres de Kirguistán atravesando la historia del país sin dejar de lado el aspecto íntimo de cada mujer y de cada voz que propone un relato. Las distintas perspectivas que se encuentran en Djamilia (2018), nacidasa partir de un mismo personaje, permiten entender las variadas miradas y los cambios generacionales que se dan frente a la posición de la mujer en el mundo y en su relación con la sociedad⚫

feature-top

Titulo: Djamilia

Año: 2018

País: Francia

Director: Aminatou Echard